Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

Algunas infecciones urogenitales causadas por agentes patológicos como estreptococos B, Clamidia, gonococos, treponema y agentes de la vaginosis bacteriana (Gardnerella y otros) se han de tratar con antibioterapia durante un embarazo. Los antibióticos de primera elección son las penicilinas. Las cefalosporinas no deben prescribirse, en especial el primer trimestre si no hay una indicación rigurosa. Agentes en causa y tratamientos: Estreptococos del grupo B (GBS) forman parte de la flora intestinal natural. Una colonización de la vagina, del cuello del útero o de la vegiga pueden resultar de una transmisión por vía sexual o por el recto. En las mujeres con buena salud los GBS no causan ninguna patología grave, pero durante el embarazo constituyen factores muy frecuentes de enfermedades graves en el recién nacido (septicemia, neumonía, meningitis). La penicilina G es el medicamento de primera elección; como alternativa se citan la ampicilina, las cefalosporinas, y la eritromicina en caso de riesgo de alergia a las penicilinas. Listeria: La listeriosis es una enfermedad de origen infeccioso especialmente importante durante el embarazo. La Listeria monocitógena es muy frecuente en animales domésticos,roedores y aves. Se transmite por la leche o carne cruda, pescado, queso, huevos y alimentos crudos. En estado prenatal la Listeria puede transmitirse al feto vía placenta y durante el parto, al recién nacido por ascensión de las bacterias a partir de la flora vaginal materna. Aunque la infección no suele afectar a personas con buena salud, puede dar lugar a una evolución grave (septicemia, hepato-esplenomegalia, endocarditis, meningitis, aborto, niño nacido muerto) en el recién nacido o en la mujer encinta. El tratamiento de la mujer encinta se ha de empezar lo antes posible. La ampicilina y la amoxicilina son los medicamentos de primera elección. En caso de urgencia, en asociación con la gentamicina. Enfermedades sexualmente transmisibles (EST): Aparte de las consecuencias en la salud de la mujer, las EST tamnién pueden causar lesiones en el feto o el recien nacido. Clamidia puede provocar un nacimiento antes de tiempo y también una conjuntivitis, otitis media y neumonía graves en el recién nacido. Para la mujer encinta los medicamentos de primera elección son la eritromicina y la azitromicina. Como alternativa se puede prescribir amoxicilina durante el embarazo. Gardnerella vaginalis y otras bacterias anaerobias: la vaginosis bacteriana puede provocar contracciones prematuras y ruptura de aguas con riesgo de nacimiento antes de tiempo y de septicemia en el niño. Se puede prescribir un tratamiento local a base de metronidazol o de clindamicina pero parece ser más eficaz una antibioterapia oral. Gonococos: los signos de una infección por gonococos pueden ser ruptura prematura de aguas, nacimiento antes de tiempo y conjuntivitis del lactante. Está indicado un tratamiento con ceftriaxona, cefixima o azitromicina. A veces, durante el embarazo se recurre a las penicilinas. Treponema pallidum (sífilis): una infección puede causar la muerte del feto o un cuadro clínico grave en el recién nacido (por ejemplo, síntomas cutáneos sifilíticos o hiperplasia del hígado). Para la mujer encinta o recien parida, la penicilina es el medicamento de primera elección. Infecciones de las vías urinarias: por las modificaciones anatómicas de las vías urinarias durante el embarazo, las infecciones son más frecuentes. Las infecciones de vías urinarias asintomáticas se han de tratar durante el embarazo porque existe un riesgo de nacimiento prematuro del niño. Según el agente responsable, los antibióticos adaptados son la asociación trimetoprim sulfametoxazol (salvo en el 3er trimestre), amoxicilina (+/- ácido clavulánico) o cefalosporinas (tras una indicación estricta, sobre todo el 1er trimestre). En caso de alergia a la penicilina o de fracaso se puede recurrir a la fosfomicina. Las infecciones de las vías urinarias por Clamidia o por gonococos pueden ser tratadas con eritromicina o como alternativa con cefalosporinas. Otras referencias: Panorama Actual Med 2009; 33(323):361-362 Inf Ter Sist Nac Salud 2005; 29(2): 33-39 Prescrire 2009; 29 (309): 526
Palabras claves:
  • Antibióticos
  • Infección urinaria
  • Embarazo

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.