Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas, prevención, efectividad, cáncer de pulmnón antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota cefideracol lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma tratamiento cáncer farmacovigilancia anticoagulantes insuficiancia renal asma efectos secundarios Diabetes

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

Está claro que no tenemos el conocimiento suficiente sobre la aceptación de trasplantes por parte de todos los receptores pero, ¿qué mecanismos debemos profundizar en su conocimiento? Los trasplantes de riñón han mejorado mucho durante el último medio siglo así como el papel que juega el sistema inmunitario en cuanto a los posibles rechazos del órgano. Últimos estudios aclaran que el principal agente de rechazo agudo al trasplante son los linfocitos T. Un rechazo agudo se da solamente en un 15% de los pacientes con trasplante en el periodo de un año después de éste pero los episodios de rechazo son más severos que años atrás y, desafortunadamente, los ratios de supervivencia después de los 5 años son menores. El rechazo puede darse por muchas causas. Puede existir un autorechazo provocado por el sistema inmunitario innato que estimula los receptores tipo toll que detectan la presencia de un tejido extraño. También existe riesgo de rechazo si el donante es de edad avanzada o sufre hipertensión o diabetes. Existen diferentes tipos de rechazos. El más importante es cuando las células T reciben la noticia del trasplante de un órgano que no conocen y por tanto, éste, se tiene que destruir. Otro rechazo es el vascular o el crónico, que viene dado por una inmunosupresión de los linfocitos o anticuerpos y que suele desenvolver en un decline de la función renal. Las terapias actuales tratan de actuar en las primeras fases de la activación de las células T cosa que ha disminuido el rechazo a corto plazo. Se tiene, pero, que entender el mecanismo de la disfunción crónica y desarrollar tratamientos para evitar la pérdida del trasplante a largo plazo. Existen test que nos permiten monitorizar el riñón como por ejemplo usando la signatura genética de los linfocitos pero el más usado para el diagnostico continua siendo la biopsia. La principal barrera es el conocimiento limitado que tenemos sobre la respuesta inmunitaria. No sabemos porque hay casos en que el cuerpo acepta naturalmente el trasplante y otros que no. El entendimiento de los mecanismos explicados en este artículo nos ayudara a progresar en el rechazo de los trasplantes de riñón y evitar la exposición a tratamientos inmunosupresivos.
Palabras claves:
  • Riñón
  • Celulas T
  • Respuesta inmunitaria
  • Rechazo

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.