Digest

 

El tratamiento de TDAH se basa en intervenciones de tipo psicoeducativo, farmacológico y conductual y se propone la administración de medicamentos estimulantes como tratamiento, en aquellos pacientes en los que predominan los síntomas más graves y a los que se asocia mayor discapacidad. Como tratamiento farmacológico de primera línea se recomienda la utilización de fármacos estimulantes, que han mostrado su eficacia en el control de los síntomas del TDAH, así como la mejora del rendimiento académico, habilidades sociales y del comportamiento agresivo. El metilfenidato es el medicamento de este grupo disponible en nuestro país para esta indicación. Respecto a los medicamentos no estimulantes (atomoxetina) su uso suele reservarse en caso de ineficacia del tratamiento con metilfenidato o cuando este está contraindicado de inicio (tics graves, algunos tipos de epilepsia, etc.). A la hora de abordar la selección del medicamento deberían considerarse la presencia de comorbilidad asociada (tics, síndrome de Tourette, epilepsia), los efectos adversos y el cumplimiento del paciente; junto a las preferencias del paciente, sus padres o educadores. Metilfenidato (Rubifen®,Medicebran® ,Concerta® y Medikinet®) : Se propone su utilización principalmente en pacientes con TDAH sin comorbilidad significativa y para los que presentan alteración de la conducta. El tratamiento debería iniciarse con las dosis más bajas, aumentándolas progresivamente durante dos o cuatro semanas hasta alcanzar la respuesta adecuada o la aparición de efectos adversos. Algunos de los efectos secundarios son disminución de peso, problemas de sueño, etc. El metilfenidato está disponible en nuestro país en preparados de liberación inmediata como: Rubifen® y Medicebran®; y, como formulaciones de liberación prolongada: Concerta® y Medikinet® .Concerta® tiene una duración del efecto de unas 12 horas; mientras que con Medikinet® es de unas 8 horas. Atomoxetina: Se propone utilizar la atomoxetina como alternativa al metilfenidato cuando este está contraindicado; se ha mostrado ineficaz a la dosis máxima tolerada; o en casos de intolerancia a dosis moderadas o bajas de metilfenidato. Los ensayos clínicos comparativos entre atomoxetina y metilfenidato no permiten establecer diferencias significativas en cuanto a su eficacia para controlar los síntomas asociados al TDAH. La atomoxetina precisa 2-4 semanas de tratamiento para que se manifieste su efecto, mientras que el efecto del metilfenidato aparece en 1-2 horas. En los pacientes tratados con atomoxetina se deberá vigilar la posible aparición de agitación, irritabilidad, ideas suicidas, comportamiento autolesivo y cambios inusuales de comportamiento, particularmente durante los primeros meses de tratamiento o tras un cambio de dosis. .
Palabras claves:
  • Atomoxetina
  • Concerta®
  • Medicebran®
  • Medikinet®
  • Metilfenidato
  • Rubifen®
  • TDHA

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.