Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

La isotretinoína (ácido 13-cis-retinoico) se ha utilizado desde la década de 1980 para tratar el acné nodular recalcitrante grave con buenos resultados, pero los informes de casos y notificación espontánea de reacciones adversas a los medicamentos han sugerido una asociación entre la isotretinoína, depresión y comportamiento suicida. El acné en sí mismo no es considerado como una enfermedad grave. Si su tratamiento se sospecha que tienen efectos secundarios graves, el balance de daños y beneficios que el tratamiento da debe ser investigado a fondo. Los nuevos datos sugieren plausibles mecanismos biológicos para dilucidar la relación entre la regulación de los retinoides y el estado de ánimo a través de sistemas monoaminérgicos. El estudio consistió en evaluar el riesgo de intento de suicidio antes, durante y después del tratamiento con isotretinoína para el acné severo. Calculado desde tres años antes, durante y hasta 15 años después de finalizar el tratamiento. La población del estudio incluyó pacientes con prescripción de isotretinoína para el acné severo entre 1980 y 1990, con edades de entre 15 y 49 años. En la primera prescripción se clasificaron los intentos de suicidio como algo que ocurre antes, durante o después del tratamiento. Este estudio de cohorte retrospectiva de 5.756 pacientes tratados con isotretinoína para el acné severo abarca más de 17 000 personas-años de observación antes del tratamiento, 2900 años-persona en tratamiento, y 87 000 persona-años de seguimiento después. Durante el período de observación, 128 pacientes fueron ingresados en el hospital por intento de suicidio en 210 ocasiones, 24 pacientes se suicidaron. Los datos apoyan la hipótesis de que el acné grave, independientemente de la exposición a la isotretinoína, conlleva un mayor riesgo de intento de suicidio. Las estimaciones de valor de las tasas estandarizadas de incidencia aumentaron gradualmente desde los tres años antes del tratamiento hasta el año inmediatamente antes del tratamiento. Sin embargo, ninguna de estas estimaciones puntuales fue estadísticamente significativa. El riesgo se elevó significativamente sólo seis meses después del final del tratamiento. Dos o tres años después del tratamiento, el número observado de intentos de suicidio fue cerca del número esperado, dada la tasa de fondo en la población. Conclusiones: Un mayor riesgo de intento de suicidio fue evidente hasta seis meses después del final del tratamiento con isotretinoína, que motiva a llavar a cabo un estrecho seguimiento de los pacientes, en cuanto al comportamiento suicida se refiere, de hasta un año después de terminar el tratamiento. Sin embargo, el riesgo de intento de suicidio ya estaba aumentando antes del tratamiento, por lo que un riesgo adicional debido al tratamiento con isotretinoína no se puede establecer. La asociación entre el acné, la morbilidad psiquiátrica e intentos de suicidio se ha descrito y, algunos autores, han observado que la isotretinoína en realidad conduce a una mejora en la ansiedad y la depresión ya que frena el efectoa desfigurador del acne. Una de las condiciones para la prescripción de isotretinoína es que el paciente había sido tratado con tetraciclinas, por lo menos, seis meses sin mejoría. El aumento del riesgo de intento de suicidio durante el año antes del tratamiento con isotretinoína coincide con el tratamiento con tetraciclinas. No se encuentra, sin embargo, ninguna hipótesis o señales de la asociación de tetraciclina con los efectos secundarios psiquiátricos, incluyendo intentos de suicidio. Algunos de los pacientes, posiblemente vulnerables a la isotretinoína, cuyo primer intento de suicidio tuvo una estrecha relación con el tratamiento, pueden haberlo hecho como consecuencia de la exposición a la droga. Sin embargo, los pacientes sin un efecto positivo del tratamiento podrían haber desesperado ante la perspectiva de continuar viviendo con la desfiguración producida por el acné. Por otra parte, no podemos excluir la posibilidad de que los pacientes cuyo acné mejoró después del tratamiento fueron angustiados si esa mejora no se vió reflejada en su vida social. Debemos subrayar que no podemos excluir la posibilidad de que el aumento del riesgo de intentos de suicidio durante el tratamiento y seis meses después del tratamiento se debe a la exposición a la isotretinoína. Sin embargo, una interpretación más probable es que el acné severo subyacente puede explicar mejor el riesgo elevado de suicidio. El acné severo no es una enfermedad trivial, en ausencia de tratamiento con isotretinoína, se asocia con un mayor riesgo de intento de suicidio. A nivel de la población, los resultados indican que el tratamiento con isotretinoína puede atenuar la conducta suicida. Para algunos pacientes vulnerables, sin embargo, la isotretinoína puede provocar este comportamiento. El desafío para futuros estudios es encontrar la manera de identificar a las personas que pueden ser vulnerables a la isotretinoína. Los médicos que recetan isotretinoína deben ser conscientes de que un historial de problemas psiquiátricos, como los intentos de suicidio no tiene por qué constituir un factor decisivo a la hora de considerar el tratamiento con isotretinoína.
Palabras claves:
  • Acné
  • Isotroteína
  • Morbilidad psiquiátrica
  • Suicidio
  • Tetraciclinas

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.