Digest

 

También conocido como síndrome de dolor anterior en la rodilla. Tiene lugar cuando se alteran cualquiera de los elementos guía y control del aparato extensor de la rodilla, ya sea por alteraciones óseas, musculares o ligamentosas. Aparece dolor delantero localizado en la rótula. El dolor suele ir acompañado de inestabilidad y falsos bloqueos. El dolor suele ser no irradiado y al comienzo insidioso, pudiendo afectar a ambas extremidades. El dolor se incrementa en determinadas actuaciones: subir escaleras, ponerse en cuclillas, correr… El diagnostico del síndrome rotuliano debe incluir, anamnesis, la exploración y pruebas complementarias (la resonancia magnética nuclear es la técnica de elección). En la fase aguda del síndrome rotuliano, es necesario el reposo relativo y elevación de la rodilla, junto con enzimas proteolíticos o antiinflamatorios no esteroideos. Durante este periodo deben evitarse ciertos movimientos y posturas. Transcurrida esta fase, la rehabilitación comienza a ser mas activa pues ya la inflamación ha disminuido. Durante este periodo es conveniente usar fármacos condroprotectores (condroitin sulfato, sulfato de glucosamina). Las rodilleras son un complemento terapéutico importante, estas deben ser abiertas. La cirugía debe ser la última opción terapéutica y esta indicada en aquellos casos en los que tras meses de adecuado tratamiento recuperador, el resultado final no es satisfactorio. A día de hoy el tratamiento conservador es el que proporciona unos resultados mas previsibles.
Palabras claves:
  • Síndrome rotuliano
  • Condroitin sulfato
  • Sulfato de glucosamina

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.