Digest

 

Las aftas son un problema muy doloroso y frecuente. Es importante la distinción entre lesiones aftosas y aftoides, pues definen lesiones distintas, con pronósticos distintos. Una lesión aftoide por lo general presenta sintomatología acompañante, lo cual requiere un diagnóstico médico especializado y pruebas complementarias, pudiendo incluso tratarse de enfermedades graves, como hemopatías, infección por VIH, o carcinoma espinocelular. Existen múltiples tratamientos, que por desconocerse la etiopatogenia tienen un carácter de sintomáticos. Deben considerarse cuatro parámetros para la indicación terapéutica: - Periodicidad de la recurrencia de las lesiones. - Número de lesiones ulceradas por brote. - Tamaño de las lesiones. - Duración de las lesiones. En los pacientes con brotes separados por períodos de más de tres meses, y con solo una o dos lesiones de un tamaño inferior a los 3 mm lo mejor es no tratarles. Existen una serie de recomendaciones en el estilo de vida, que pueden mejorar la sintomatología de las aftas: - Beber por una pajita para evitar el contacto con la boca si fuera necesario. - Evitar alimentos que produzcan aristas al masticar, como patatas fritas, galletas... - Evitar comidas o bebidas picantes o ácidas y bebidas carbonatadas - Evitar el estrés dentro de lo posible. No obstante, en estos casos leves, puede ofrecerse al paciente la aplicación de algunos remedios paliativos, como el uso de colutorios de clorhexidina para evitar la infección. Probablemente, los mejores efectos se obtienen con preparados estomatológicos tópicos con esteroides (hidrocortisona). También puede utilizarse triamcinolona 0,1%, en pomada con Orabase,analgésicos-antiinflamatorios (bencidamina), protectores mucosales (carbenoxolona 2% gel, esteroide citoprotector). Los demás casos, es decir, pacientes con períodos intercrisis de dos ó tres meses, o con una secuencia casi ininterrumpida de lesiones, deben ser remitidos al médico. Deben descartarse factores sistémicos implicados o desencadenantes de las aftas, que si existen deben ser controlados como medida inicial, v.g. síndrome digestivo de malabsorción y los déficits de hierro, ácido fólico y vitamina B12, entre otros.
Palabras claves:
  • Aftas
  • Hidrocortisona
  • Clorhexidina
  • Bencidamina
  • Carbenoxolona

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.