Digest

 

Recientemente se ha publicado un estudio en el que se describe como alopurinol, fármaco que lleva usándose unas cuatro décadas en el tratamiento de la gota, podría ser útil en el tratamiento del dolor precordial durante el ejercicio de pacientes con angina de pecho estable. Un grupo de investigadores de 3 centros hospitalarios escoceses se cuestionario si alopurinol, inhibidor de la xantina oxidasa, podría prolongar la capacidad para realizar ejercicio en pacientes con angina de pecho estable. El trabajo se llevó a cabo con 65 pacientes con enfermedad coronaria confirmada a través de angiografía, prueba de esfuerzo positiva y angina de pecho estable. El estudio fue diseñado como un estudio cruzado, doble ciego, aleatorizado y controlado con placebo, de 6 semanas de duración cada periodo de tratamiento. Los pacientes fueron aleatorizados a recibir 600 mg/día de alopurinol o placebo. El objetivo primario del estudio, el tiempo hasta la depresión del segmento ST, se vio incrementado en aquellos pacientes que tomaban alopurinol desde un tiempo basal de 232 seg. hasta 289 seg., resultando ser con placebo 249 seg. La diferencia absoluta entre el antigotoso y placebo fue de 43 seg. En relación a los objetivos secundarios, también se registraron aumentos; el tiempo total de ejercicio de la prueba de esfuerzo pasó de 301 seg. a 393 seg. con alopurinol y a 307 seg. con placebo, siendo la diferencia absoluta entre ambos de 58 seg. en este caso. El tiempo hasta la aparición de dolor torácico aumentó hasta 304 seg. en pacientes que tomaron el antigotoso y 272 seg. en el grupo placebo, respecto al tiempo basal de 234 seg.; la diferencia absoluta resultó ser 38 seg. En vista de estos resultados, los autores del estudio concluyeron que dosis altas de este inhibidor de la formación del ácido úrico mejoraron el alivio de síntomas (dolor precordial) durante el ejercicio realizado por pacientes con angina estable. El alivio de estos síntomas generalmente se trata mediante angioplastia o empleando beta bloqueantes junto a un segundo fármaco (nitratos, antagonistas de los canales de calcio o agentes mas nuevos como ranolazina o ivabradina). Alopurinol podría ser uno de estas segundas opciones a emplear. Incluso, es tolerado mejor que algunos de estos tratamientos, pues, no disminuye la presión arterial ni el ritmo cardiaco, y no causa muchos efectos secundarios, como dolores de cabeza y cansancio, que se asocian frecuentemente con el uso de nitratos y beta bloqueantes. Sin embargo, añadieron los investigadores, aun es necesario realzar más estudios para comparar el uso de este medicamento con otras opciones terapéuticas para la angina estable. Alopurinol parece ser un fármaco bien tolerado, seguro y barato que podría incluirse al arsenal farmacológico empleado en el tratamiento de la angina de pecho estable.
Palabras claves:
  • Alopurinol
  • Angina de pecho estable

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.