Digest

 

El papel del farmacéutico en el tratamiento del insomnio no se debe limitar a recomendar una EFP, sino que debe indagar sobre el problema y, sobre todo, aconsejar al paciente sobre el uso de medidas extrafarmacológicas. El papel del farmacéutico en el tratamiento del insomnio no se debe limitar a recomendar una EFP, sino que debe indagar sobre el problema y, sobre todo, aconsejar al paciente sobre el uso de medidas extrafarmacológicas. Es igualmente importante actuar educando al paciente sobre lo que es normal en el sueño, advirtiéndoles de las consecuencias del abuso de los medicamentos hipnóticos. En el caso del insomnio transitorio puede no ser necesario su tratamiento. En cualquier caso, podría recomendarse el empleo de Valeriana a dosis bajas y solamente durante 1-3 noches. En el insomnio de corta duración se recomienda la aplicación de diversas medidas de higiene del sueño y técnicas de relajación. Si se precisa un hipnótico se recomiendan fitofármacos o antihistamínicos H1, utilizando la dosis mínima eficaz. La duración del tratamiento no debe exceder de 1-3 semanas, siendo preferible administrar el fármaco de manera intermitente e interrumpir el tratamiento de forma gradual. Si el insomnio es de larga duración es preciso remitir al paciente a la consulta medica, con el fin de realizar un estudio clínico, fisiológico y psiquiátrico con el fin de identificar la causa que lo produce y aplicar un tratamiento etiológico, o, por el contrario, descartar patologías subyacentes. En este tipo de insomnio se recomienda el establecimiento de medidas de higiene del sueño y de terapias psicológicas. Entre las instrucciones para la higiene del sueño, son especialmente recomendables las siguientes: - No tomar alimentos o bebidas con cafeína 4 a 6 horas antes de la hora de dormir. - Evitar la nicotina durante la noche o cerca de la hora de dormir. - No consumir bebidas alcohólicas 4 a 6 horas antes de dormir. - Se deben evitar las comidas pesadas que puedan interferir con el sueño. - Ejercicio 6 horas antes de la hora de acostarse. - Minimizar la luz, el ruido y los extremos de temperatura en la habitación. - Permanecer en cama sólo el tiempo que se esté durmiendo. - Trate de dormir solamente cuando tenga sueño. - Si es incapaz de dormir o de volver a dormir, deje la cama y empiece una actividad tranquila que lo distraiga. - No se quede dormido fuera de la habitación. - Mantenga una hora regular de despertar aun durante los fines de semana o días de vacación, independiente de cuánto haya dormido. - Si es insomne, evite las siestas diurnas. - Si el hipersomnio diurno es invencible, una siesta única, de menos de media hora de duración y antes de las 3 p.m. puede ser aceptable.
Palabras claves:
  • Insomnio
  • Valeriana
  • Antihistamínicos H1

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.