Digest

 

A pesar de datos poco claros, la EMEA (European Medicines Agency) ha autorizado la comercialización de un medicamento a base de melatonina (2 mg) en forma retard para el tratamiento a corto plazo (3 semanas) de trastornos del sueño en pacientes mayores de 55 años. Se cree que la metonina mejora la calidad del sueño y reduce el tiempo de adormecimiento. Se tolera bien y no provoca síntomas de abstención al suspender la toma. No obstante, la melatonina no tiene una eficacia clínica probada. Fisiología: la melatonina es una hormona de la glándula pineal cuya secreción aumenta en la obscuridad y que tiene efectos somnígenos. Asegura el ritmo despertar/sueño y actua eficazmente contra los trastornos del sueño debidos al cambio horario. En Estados Unidos la melatonina se utiliza desde hace años como somnífero y está disponible en venta libre como complemento alimenticio. Con la edad la concentración sérica de melatonina endógena disminuye, pero esta concentración es muy variable según los indiividuos, de manera que un nivel bajo de melatonina no va acompañado necesariammente de trastornos del sueño. Estudios: dos estudios de pequeña envergadura, financiados por el fabricante y con personas de edad avanzada (65-68 años) muestran una mejoría significativa de la calidad del sueño y el tiempo de adormecerse reducido en 24 minutos en relación al placebo, sin modificar la arquitectura del sueño y sin que se observen síntomas de abstención al suspender la toma. Comentarios de los expertos: En caso de trastornos del sueño existen otras alternativas como los medicamentos fitoterapéuticos o las medidas de higiene del sueño. Se ignoran los efectos de un uso a largo plazo especialmente concernientes al riesgo de cáncer. Otras referencias: Pharma-kritik 2009; (9):: 36 Prescrire 2009; 29 (311): 646-650; Arzneimittelbrief 2008; (42): 96-97
Palabras claves:
  • Riesgos
  • Glándula pineal
  • Melatonina
  • Trastornos del sueño

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.