Digest

 

Los síntomas del reflujo son frecuentes entre las mujeres embarazadas y dentro de esta indicación, los IBPs estan considerados como un tratamiento eficaz aunque no son la primera elección. Un estudio de cohortes de gran envergadura ha evaluado el riesgo de malformación grave con el uso de IBPs al principio del embarzo y los resultados fueron bastante tranquilizadores. De hecho no existía ninguna relación entre el uso de IBP durante los primeros meses de embarazo y la aparición de malformaciones graves. Los síntomas de reflujo gastresofágico pueden proceder del estado temprano del embarazo. Dado que el uso de IBP está ampliamente extendido y que, frecuentemente, el embarazo no era planificado, muchas mujeres toman IBP al inicio del embarazo. Categorias de los IBP durante el embarazo. Omeprazol está clasificado dentro de la categoria C (las experiencias en animales han demostrado ciertos riesgos de malformaciones, pero no se ha realizado ningún estudio específico en humanos) después de que los efectos tóxicos fueran observados con dosis elevadas. El resto de IBP entran en la categoria B (las experiencias en animales no han presentado riesgos, pero no se han realizado estudios en humanos). Estudios. Un meta-análisis de siete estudios que incluyó 1530 mujeres no mostró un riesgo significativamente elevado de malformación. Otro estudio de cohorte que analizó 840.968 nacimientos de los cuales en 5082 casos se habian administrado IBP entre las 4 semanas anteriores a la concepción y el primer trimestre de ambarazo. En el grupo IBPs se detectaron 174 (3,4%) niños con malformaciones, mientras que en el grupo control, que no habían tomado IBPs, se observaron 21.811 (2,6%) niños con malformaciones (prevalencia ajustada OR: 1,23; CI 95%: 1,05-1,44). Esta relación fue estadísticamente significativa dentro del subgrupo que habían tomado IBPs durante las 4 semanas anteriores a la concepción y ésto podría deberse al azahar o a factores desconocidos. En los análisis que incluían mujeres que habían tomado IBP durante el primer trimestre de embarazo sólo se observaron 118 malformaciones de entre las 3651 madres tratadas con IBPs (3,2%) (OR = 1,10 (CI 95%: 0,91-1.34)). Conclusiones. No parece existir una relación directa entre la toma de IBP durente el primer trimestre de embarazo y el riesgo de aparición de graves malformaciones congénitas. Para el reflujo gastroesofágico los antiácidos deben ser el tratamiento de elección tras la toma de medidas higiénico-dietéticas como evitar las copiósas y abundantes en grasas, el uso excesívo de espécies, sustancias irritantes como el café y el chocolate,... y elevar la cabecera de la cama. Si éstas medidas fueran insuficientes puede indicarse un IBP de entre los cuales el omeprazol es el mejor evaluado. En el caso de mujeres embarazadas, aunque el riesgo de malformaciones parece poco probable, lo más seguro es prescindir de estos medicamentos, particularmente, durante el primer trimestre. Otras referencias: Prescrire 2010; 30 (326): 887 Prescrire 2010; 30 (326): 149 Prescrire Idées-Forces; 2010: Reflux gastro-oesophagien chez les adultes.
Palabras claves:
  • IBP
  • Omeprazol
  • Pantoprazol
  • Rabeprazol
  • Lansoprazol

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.