Digest

 

Las fracturas constituyen un importante problema de salud que implica una elevada tasa de morbimortalidad y supone una amplia utilización de recursos sanitarios, especialmente entre la población de edad más avanzada que recibe diversos tratamientos farmacológicos. Las fracturas constituyen la complicación clínica más importante asociada al desarrollo de la osteoporosis y dentro de ellas, la fractura de cadera es la potencialmente más grave, por su elevada mortalidad, morbilidad e impacto sociosanitario. La utilización de ciertos medicamentos empleados entre las personas mayores, debido a las posibles interacciones y efectos adversos, viene destacándose en la literatura científica en los últimos tiempos como un importante factor que contribuye a las caídas. Por otra parte, los tratamientos farmacológicos pueden contribuir de forma importante a la pérdida de masa ósea asociada a la osteoporosis. Los fármacos de los que se dispone de evidencias que relacionan su utilización con un mayor riesgo de caídas son las benzodiazepinas, algunos hipnóticos, neurolépticos, antidepresivos, anticonvulsivantes, ciertos antiarrítmicos, vasodilatadores, diuréticos, antihipertensivos y antihistamínicos. Este riesgo aumenta más aún si las personas de mayor edad reciben tratamiento con 4 o más fármacos, situación común en nuestro medio, donde alrededor de un 20% de los mayores de 70 años reciben tratamiento con 5 o más fármacos.
Palabras claves:
  • Fractura
  • Masa ósea
  • Osteoporosis

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.