Digest

 

Programas de auto-administración de medicamentos para pacientes hospitalizados (SAMPs) mejoran el conocimiento sobre medicamentos en pacientes ancianos y el cumplimiento con la terapia después de ser dados de alta del hospital. Los SAMPs también pueden identificar a pacientes que tendrán dificultades en manejar sus medicamentos después de ser dados de alta, sin embargo, ningún estudio previo ha evaluado el valor de un SAMP para detectar y tratar barreras en el cumplimiento con el tratamiento. Se realizó un estudio cohorte prospectivo en 2 salas de cuidado sub-agudo de pacientes ancianos para evaluar la utilidad de un SAMP en la detección y abordaje de barreras en el cumplimiento con la terapia. Los pacientes incluidos en el estudio eran ancianos con discapacidad funcional hospitalizados con objeto de identificar indicadores del desempeño o la ejecución del paciente de un SAMP. Se reclutaron pacientes que tuvieran la intención de manejar su medicación de forma independiente después de ser dados de alta. Los medicamentos fueron dispensados, rotulados con instrucciones completas y el paciente fue orientado sobre sus medicamentos. Se requirió a cada paciente que solicitara al personal de enfermería los medicamentos a su debido tiempo para que los seleccionara y administrara bajo supervisión. Se documentó y registró la actuación del paciente, las barreras para el cumplimiento y las intervenciones usadas, y se realizaron análisis para identificar los factores asociados con el fracaso del SAMP. Se incluyeron 62 pacientes de los que 43 (69.4%) aprobaron el programa sin necesitar intervenciones para tratar barreras de cumplimiento. Siete (11.3%) aprobaron con la implementación de una intervención que les permitiera mantener su independencia con el manejo de medicamentos después de ser dados de alta. Doce (19.4%) no aprobaron y necesitaron ayuda total con el manejo de medicamentos después de ser dados de alta. Las barreras más detectadas en el cumplimiento con el tratamiento fueron incapacidad de abrir los envases, incapacidad para pedir los medicamentos por iniciativa propia (30.6% de los pacientes). Los resultados del examen del Estado Mental (Minimental - MMSE) y la edad del paciente fueron indicadores independientes de que un paciente aprobara o no el SAMP. En sus conclusiones los autores del estudio destacan que un SAMP para pacientes hospitalizados detectó efectivamente barreras de cumplimiento con la terapia que, por otra parte, no se hubiesen detectado y tratado antes deque el paciente fuera dado de alta del hospital.
Palabras claves:
  • SAMP
  • Ancianos
  • Discapacidad
  • Barreras

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.