Digest

 

La reciente abolición de la Agencia Nacional de la Seguridad del Paciente en Inglaterra no es una noticia tranquilizadora después de haberse revelado informes sobre los niveles de inadecuación del trato sanitario. La escala del problema es mundial pues uno de cada diez pacientes asegura haber sufrido efectos adversos no relacionados con su enfermedad. Aunque en los 5 últimos años ha habido una inversión sin precedentes por parte del Sistema Nacional de Salud Inglés, la productividad ha crecido y los tiempos de espera se han reducido, muchos errores departamentales persisten. Los errores inaceptables seguirán existiendo hasta que esta área de la medicina sea adecuadamente formada. Existen algunos programas compartidos entre la Agencia Nacional de la Seguridad del Paciente y la Alianza Escocesa para la Seguridad del Paciente que mejoran notablemente el cuidado del paciente. Sin embargo no todas las respuestas se encuentran en estos programas. Estos errores fatales ocurren por falta de cultura organizativa y por la falta de habilidades no técnicas que apuntalan una buena practica clínica. La mejora de estas últimas habilidades incluyen sistemas de informe más robustos, entendimiento de la mejora de los factores humanos etc. Los actuales docentes deben alentar a los futuros sanitarios a extender su formación con posgraduados así como convencer a los actuales del deber de revalidar los conocimientos que ya se supone que tienen adquiridos para poder evitar errores innecesarios y complicaciones que pueden conllevar sus diagnósticos o tratamientos.
Palabras claves:
  • Formación
  • Errores
  • Educación
  • Sanitario

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.