Digest

 

La AEMPS ha informado de la evaluación finalizada en Europa de los datos sobre el riesgo de cáncer de esófago en tratamientos prolongados con bisfosfonatos: las pruebas no son concluyentes. Después de la publicación de un estudio epidemiológico en el que se constataba un incremento riesgo de cáncer de esófago asociado al uso de bisfosfonatos de administración ora, las agencias de medicamentos europeas han revisado la información disponible a este respecto. Los resultados del estudio mostraban un ligero incremento de riesgo de cáncer de esófago en pacientes que recibieron tratamiento con bisfosfonatos orales, en relación con los no tratados con bisfosfonatos. Este riesgo no se observó para cáncer colorrectal, ni para cáncer de estómago. En este estudio se observó un incremento de la incidencia para el uso de bisfosfonatos durante 5 años a 1 caso por cada 1.000 mujeres y 3 casos por cada 1.000 hombres. La evaluación de los datos reunidos en el estudio hacen que sus resultados deban interpretarse con cautela. Por otra parte, otro estudio publicado recientemente no mostró este incremento de riesgo, aunque este segundo estudio también tiene las mismas limitaciones en cuanto a la información incompleta sobre factores de riesgo en los pacientes incluidos y una probabilidad mayor de detección de cáncer de esófago en pacientes tratados con bisfosfonatos. Por tanto, debido a las limitaciones indicadas y la ausencia de otros estudios que apoyen la asociación, se ha concluido que no existe prueba científica suficiente que permita establecer la relación causal entre el uso de bisfosfonatos de administración oral y el cáncer de esófago. Los bisfosfonatos pueden producir irritación esofágica, por lo que los pacientes deben seguir las instrucciones del prospecto sobre la correcta administración e informar a su médico en el caso de aparición de síntomas de irritación del esófago como dificultades para tragar, dolor en el pecho o ardor.
Palabras claves:
  • Bisfosfonatos
  • Cáncer de esófago

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.