Digest

 

El hipotiroidismo es el síndrome que resulta de la disminución de la producción y secreción de tiroxina (T4) y triiodotironina (T3) como consecuencia de una alteración funcional u orgánica de la glándula tiroides, o de un déficit en la secreción de tirotropina (TSH). En su mayor parte se debe a alteraciones en el tiroides (hipotiroidismo primario), apareciendo un aumento de la secreción de TSH como consecuencia de la retroalimentación negativa entre la T4 y el sistema TRH-TSH. En los adultos las causas más comunes son: la tiroiditis de Hashimoto; tiroiditis subaguda (de Quervain); tiroidectomía; tratamiento con yodo radiactivo o con radioterapia en la región cervical. El hipotiroidismo también puede aparecer como consecuencia del tratamiento con diversos medicamentos. El hipotiroidismo central representa en torno al 5% de las causas de hipotiroidismo y es consecuencia de alteraciones de la hipófisis que provocan disminución de la TSH (hipotiroidismo secundario) o del hipotálamo, que producen disminución de la TRH (hipotiroidismo terciario). Sus causas más frecuentes en adultos son: tumores (adenoma hipofisario), procesos inflamatorios o infiltrativos, infecciones, cirugía, radioterapia y los traumatismos craneoencefálicos. El hipotiroidismo puede ser subclínico o clínicamente evidente. Las manifestaciones clínicas del hipotiroidismo son, en buena medida, independientes de la causa que lo provoca. Los síntomas más comunes son: fatiga, ganancia de peso (por retención de fluidos), piel seca, intolerancia al frío, pérdida de pelo, voz ronca, estreñimiento empeoramiento de la memoria, lentitud mental, depresión, infertilidad, menstruación irregular, dolor muscular, bradicardia, hiperlipidemias, demencia y bocio. Entre los hallazgos más frecuentes en los pacientes con hipotiroidismo figuran: hipertensión arterial, bradicardia, bocio, hinchazón periorbital, piel seca, piel gruesa, piel fría, adelgazamiento del lateral de las cejas y retraso de la fase de relajación de los reflejos tendinosos profundos. Ninguno de estos síntomas resulta específico para el hipotiroidismo, aunque la coexistencia de varios puede orientar el diagnóstico. La gravedad del cuadro está influida por el grado de alteración hormonal, la rapidez de aparición, la edad del paciente y la coexistencia de otros trastornos. En general, los pacientes que desarrollan más rápidamente hipotiroidismo presentan más sintomatología; mientras que, los de edad avanzada presentan menos síntomas, siendo éstos más inespecíficos. El diagnóstico analítico de hipotiroidismo se establece cuando aumenta la TSH sérica y la T4 sérica libre está disminuida. En pacientes con hipotiroidismo central, la determinación de la T4 sérica libre es de elección ya que la TSH no puede interpretarse correctamente.
Palabras claves:
  • Hipotiroidismo
  • Tiroxina
  • Triiodotironina
  • Tirotropina

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.