Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

La piel es el mayor órgano del cuerpo humano, ocupa aproximadamente dos metros cuadrados. Su espesor es variable, siendo la zona de los parpados la más fina y la del talón la más gruesa. Las enfermedades más frecuentes de la piel debidas a factores externos son las irritaciones, las alergias, las quemaduras y las infecciones. En todos los casos es importante aplicar el tratamiento adecuado y evitar infecciones bacterianas secundarias. Las opciones terapéuticas que tenemos son dos, se utilizan los fármacos y cosméticos cicatrizantes y protectores dermatológicos. Los primeros son productos destinados a favorecer la recuperación de la piel lesionada y devolverla a su estado normal. Los segundos intentan evitar las alteraciones cutáneas antes de que se produzcan. Estos preparados incluyen diferentes tipos de principios activos, entre los que cabe citar: cicatrizantes, antisépticos, bactericidas, humectantes y anestésicos locales. Los más comunes son: Extracto de centella asiática: Promueve, protege y acelera la cicatrización de heridas, quemaduras y ulceraciones. Actúa incorporando y fijando al colágeno alanina y prolina, con lo que estimula el tejido de granulación y facilita la correcta epitelización. Retinol: Es un derivado de la vitamina A que estimula el buen funcionamiento de la piel. Óxido de cinc: Protege la piel frente a las agresiones externas y acelera la curación de pequeñas heridas. Bálsamo de Perú: Con propiedades antisépticas. Se recomienda su uso durante un período corto porque contiene componentes altamente alergénicos. Clostridiopeptidasa A: Es una enzima que se utiliza para eliminar los restos de tejido necrótico, contribuyendo a la formación de tejido nuevo y a la reepitelización de escaras y úlceras. Neomicina: Es un antibiótico de amplio espectro. Cloruro de benzalconio: Es un desinfectante, bactericida, fungicida e inhibidor de la actividad viral. Propilenglicol o glicerina: Humectante. Contribuye a evitar la deshidratación de la epidermis.
Palabras claves:
  • Cicatrizantes
  • Protectores dermatológicos
  • Extracto de centella asiática
  • Retinol
  • Óxido de cinc
  • Bálsamo de Perú
  • Cloruro de benzalconio
  • Propilenglicol o glicerina

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.