Digest

 

En pacientes que siguen una dieta hiposódica debe tenerse en cuenta el aporte de sodio a través de los medicamentos en presentaciones efervescentes, para evitar una ingesta de sodio excesiva. El sodio ingerido a través de los alimentos y medicamentos puede superar el aporte recomendado para la población general, lo que puede suponer un riesgo para la salud, especialmente en las personas que padecen hipertensión arterial (HTA) o insuficiencia cardíaca o renal. En el ámbito terapéutico, la reducción de la sal presente en la dieta constituye una intervención importante para reducir la presión arterial (PA), aumentar la eficacia del tratamiento antihipertensivo y reducir el riesgo global de enfermedad cardiovascular. Según los resultados de un metanálisis que incluía diversos estudios en los que se investigó el efecto de la reducción de la ingesta de sal sobre la PA, una reducción de la ingesta diaria de aproximadamente la mitad (alrededor de 6 g) conseguiría una reducción de la PA sistólica de aproximadamente 5 mm de Hg; lo que supondría una reducción del 24% en la incidencia de ictus y del 18% en la de la enfermedad coronaria Aunque la cantidad varía según el grupo de edad, para los mayores de 10 años la OMS recomienda que el consumo diario de sal no supere los 5 g/día, lo que supondría un aporte de sodio en la dieta de 2 g/día En su mayoría, los excipientes de los medicamentos contienen pequeñas cantidades de sodio en su composición, que varía entre 2,5 y 20 mg por unidad de dosis; sin embargo, las formas farmacéuticas efervescentes presentan un contenido de sodio significativamente mayor, por lo que con la administración de varias dosis al día puede superarse la ingesta diaria recomendadas. Esta situación debe ser advertida al paciente, para lo que existe una reciente normativa de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) que obliga a que cuando el contenido de sodio de un medicamento por unidad posológica sea superior a 1 mmol (23 mg de sodio), debe indicarse en el etiquetado, prospecto y ficha técnica. El paracetamol y la acetilcisteína son los medicamentos que cuentan con más presentaciones efervescentes. No obstante, diversos medicamentos, bastantes de los cuales se pueden dispensar sin receta, comparten esta forma farmacéutica; entre ellos se encuentran los antiácidos, combinaciones antigripales, ibuprofeno, ácido acetilsalicílico y calcio asociado a vitamina D. Los pacientes con HTA deberían recibir consejo dietético para disminuir el contenido de sodio en la dieta, ya que esta intervención produce una modesta aunque significativa reducción en las cifras de la PA, independientemente del seguimiento de una dieta cardiosaludable, permitiendo en algunos casos reducir la necesidad de tratamiento farmacológico.
Palabras claves:
  • Dieta hiposódica
  • Sodio
  • HTA

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.