Digest

 

Esta editorial recopila los tratamientos de los abscesos mamarios, los caminos y los protocoles actuales ante este problema. Se han hecho muy pocos ensayos clínicos sobre este tema y muchos especialistas han adoptado sus propios protocolos. Es por esto que este articulo da la evidencia de más calidad disponible y la actual practica que se realiza ante este problema. Primeramente habla de los tipos de infecciones mamarias y los microorganismos implicados. Seguidamente, habla sobre la investigación y manejo de la infección mamaria en mujeres lactantes. Normalmente ocurre en las primeras 6 semanas de lactancia o cuando ésta se está finalizando. Inicialmente aparece en un segmento del pecho. Algunos estudios estiman entre un 2 -10% de las mujeres lactantes desarrollan mastitis per solamente un 0.4% acaban en abscesos. Otros aseguran que el 5% desarrollan esto último por el tratamiento erróneo de la mastitis. Generalmente se trata con antibióticos aunque se debe vigilar ya que algunos invaden la leche materna. Con ultrasonidos podemos detectar si existe pus interno y realizar dos acciones o aspiración con ayuda de los ultrasonidos y antibióticos o incisión en el pecho y drenaje. El artículo nos detalla cómo se realizan estas acciones y si son de manera repetitiva. En el artículo aparece la vivencia de una mujer que explica su caso, insomnio y dolores agudos mezclados con la no actuación llegaron a desarrollar un absceso de 7x7 cm que tuvieron que aspirar durante 6 días durante 2 semanas y con antibióticos. Si la piel que lo recubre se compromete y es delgada y brillante se procede a la incisión y drenaje. Se le introduce anestesia cerca del absceso y se drena. Normalmente los resultados estéticos son excelentes. La lactancia se puede continuar después de un tratamiento de mastitis o absceso pero es complicado realizarlo del lado afectado. Pocas de ellas sienten dolor después de la 'operación'. El artículo finaliza con la investigación de la infección mamaria en mujeres no lactantes. Las mujeres más propensas son aquellas que fuman o tienen diabetes. El artículo especifica los tres tipos de infecciones que pueden sufrir las mujeres no lactantes: infección central o subaleolar, infección no lactante periférica y mastitis lobular granulomatosa. Se recomienda tomar amoxicilina y acido clavulanico.
Palabras claves:
  • Mastits mamaria
  • Absceso mamario
  • Infecciones mamarias
  • Antibióticos

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.