Digest

 

Es importante informar a los pacientes del potencial de interacción de los medicamentos prescritos más frecuentemente.

El alcohol es un substrato de CYP2E1 y puede , según la frecuencia de consumición, actuar como inductor o inhibidor. La toma de alcohol puede influir tanto sobre el metabolismo como sobre la absorción de medicamentos y, por otro lado, los medicamentos pueden modificar la farmacocinética del alcohol. Dentro de las posibles consecuencias existe, por ejemplo, un aumento del riesgo de efectos indeseables o de una respuesta modificada a los medicamentos.

En esta revisión los autores han buscado en la literatura primeria y terciaria la mención de interacciones entre el alcohol y diferentes grupos terapéuticos (antibióticos, medicación cardiovascular, antidiabéticos, analgésicos).

* Antibioticos: principlamente las cefalosporinas con una cadena lateral de metil-tétrazolethiol (cefamandol). El Metronidazol, la asociación Trimetropina/Sulfametoxazol y la Isoniacida pueden entrañar reacciones de tipo disulfiram (reacción Antabus) con enrojecimiento de la cara, taquicardias, náuseas, vómitos, cefaleas pulsátiles.

* Medicación cardiovascular: Los derivados de los Nitratos y la Nitroglicerina pueden desencadenar una hipotensión ortostática que puede verse reforzada por la ingesta de alcohol aumentando el riesgo de caídas. El consumo crónico de alcohol aumenta el metabolismo del Propranolol reduciendo su eficacia. El Verapamilo relentiza la dagradación del alcohol pudiendo prolongar su toxicidad. El alcohol también interactúa con la Warfarina y su consumo crónico incrementa su metabolismo aumentando el riesgo de formación de coagulos, mientras que una ingesta aguda de alcohol puede hacer disminuir su metabolismo con el consecuente aumento del riesgo de hemorragias. Hay que ser también prudentes con Fenprocumona y Acenocumarol.

* Antidiabéticos: Para los Diabéticos la ingesta de alcohol conlleva diferentes riesgos para su salud. Así, por ejemplo, la ingesta de alcohol en un diabético inhibe la glconeogénesis y hace aumentar el riesgo de hipoglucémia. La insulina y ciertas sulfonilureas pueden igualmente incrementar el riesgo de hipoglucémia. En los diabéticos tratados con metformina existe un riesgo sobrevenidos de una acidosis láctica.

* Analgésicos: Los AINEs, así como la aspirina a dosis elevadas aumentan el riesgo de hemorragias gastro-intestinales y este riesgo puede verse aumentado por la ingesta de alcohol. Las sobredosificaciones de paracetamol son hepatotóxicas y existen numerosos casos clínicos de lesiones hepáticas severas con dosis terapéuticas de paracetamol (< 4gr/dia) asociadas a una consumición crónica de alcohol. Los datos disponibles son, no obstante, contradictorios ya que otros estudios llevan a la conclusión que en los alcoholicos que no presentan otros factores de riesgo, las dosis terapéuticas de paracetamol no contienen ese potencial hepatotóxico.

Analgésicos de acción central: La Metadona o la codeína, por ejemplo, son conocidos por desencadenar algunos efectos indeseables centrales (sedación, depresión respiratoria). La ingesta de alcohol refuerza el riesgo de ésos efectos indeseables. La interacción es de naturaleza farmacocinética. En las informaciones científicas relativas a los opioides ( codeína, morfina, fentanilo, metadona,...) se señala especialmente la existencia de esa interacción con el alcohol.

Comentarios: Los farmacéuticos son, a menudo, los primeros interlocutores llamados a aconsejar a los pacientes en todo los concerniente a los medicamentos y sus interacciones. Los pacientes deben ser informados de las interacciones importantes de los medicamentos con el alcohol y de sus consecuencias clínicas.

Límites: Existen pocos estudios y muchos de ellos anticuados, sobre las diferentes interacciones entre alcohol y medicamentos. Muchos estudios se llevan a cabo con voluntarios sanos, in vitro o en animales y esto hace difícil la extrapolación de los resultados a pacientes enfermos o polimedicados. Además, los estudios se realizan, a menudo sobre diferentes tipos de bebida (cerveza, vino,...).

 

Palabras claves:
  • Alcohol
  • Analgésicos
  • Antibióticos
  • Interacciones
  • Medicación Cardiovascular
  • Medicamentos

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.