Digest

 

Una evaluación diagnóstica adecuada es muy importante para elegir un tratamiento eficaz. En el insomnio es necesario conocer la causa o causas que lo producen. Antes que nada se debe descartar la existencia de causas orgánicas o psiquiátricas, que requieren un diagnóstico adecuado y un tratamiento específico. En caso de insomnio transitorio de carácter leve o moderado se puede actuar administrando un tratamiento fitoterapéutico, acompañado siempre de una serie de medidas de higiene del sueño, como el horario de acostarse y levantarse debe ser regular, levantarse nada más despertarse, evitar dormir durante el día, controlar la temperatura de la habitación, evitar cenas copiosas, evitar bebidas alcohólicas, evitar bebidas estimulantes, no beber demasiado líquido, no fumar, escuchar música relajante o leer, realizar ejercicios de relajación. En general, las medidas terapéuticas para el tratamiento del insomnio están encaminadas a disminuir la ansiedad y a procurar que el paciente recupere su hábito de sueño normal. La utilización de plantas medicinales en el insomnio puede constituir una alternativa eficaz y segura para el tratamiento de este trastorno, ya que muchas de ellas tienen propiedades hipnóticas y tranquilizantes, con la ventaja adicional de no alterar la arquitectura del sueño, ayudando al individuo a recuperar el sueño de forma adecuada. Sin embargo, es recomendable no abusar de su utilización, y si el insomnio se prolonga más de 1-2 semanas, será necesario investigar la posible existencia de una patología subyacente y visitar a un especialista. Por otra parte, las plantas medicinales con propiedades hipnóticas no deben usarse de forma conjunta con fármacos hipnóticos, puesto que se produce un efecto aditivo. Todos los hipnóticos, incluidas las plantas medicinales, pueden producir una cierta sedación durante el día, haciendo que aparezca una pérdida de concentración, por lo tanto, es necesario advertir, además, sobre el peligro que puede conllevar la ingestión de estas plantas si se deben realizar actividades que requieran una atención especial, como conducir o manejar maquinaria peligrosa. Existen datos que avalan el efecto hipnótico ligero de dichas plantas, si bien, en general, el mecanismo de acción no es del todo conocido. En el caso concreto de la ansiedad, y siempre que se trate de un trastorno de ansiedad leve a moderada se puede establecer un tratamiento fitoterapeútico, acompañado de medidas higiénico-dietéticas como evitar bebidas alcohólicas, evitar alimentos excitantes, evitar bebidas estimulantes, no fumar, suprimir medicamentos con derivados anfetamínicos, evitar psicotomiméticos incluidos en el grupo de ""drogas menores"", regular el sueño, regular la vida sexual. Dentro de los productos comercializados se han elegido las plantas medicinales más utilizadas en el tratamiento del insomnio transitorio de carácter leve o moderado, ansiedad leve o moderada y nerviosismo; clasificándolas en distintos grupos en función de la justificación experimental y clínica de su uso tradicional. PLANTAS CUYO USO ESTÁ AVALADO CIENTÍFICAMENTE: Valeriana (Valeriana officinalis, Valerianaceae); Pasiflora (Passiflora incarnata, Passifloraceae); Kava-kava (Piper methysticum Forst F., Piperaceae). Existen otras plantas medicinales que pueden reivindicar las mismas indicaciones terapéuticas que las anteriores, pero cuyo uso no está suficientemente avalado por ensayos experimentales y clínicos. En la mayoría de los casos, no existe una evaluación clínica de calidad adecuada; ni tampoco se dispone de ensayos experimentales homogéneos y consistentes que justifiquen su uso tradicional. PLANTAS UTILIZADAS EN MEDICINA TRADICIONAL CUYO USO NO ESTÁ SUFICIENTEMENTE AVALADO POR ESTUDIOS CLÍNICOS SÓLIDOS: Lúpulo (Humulus lupulus L., Cannabaceae); Lavanda (Lavandula angustifolia, Lamiaceae); Espino blanco (Crataegus oxyacantha, Rosaceae); Melisa (Melissa officinalis, Lamiaceae). Existen otras plantas de venta libre, cuya actividad no está en absoluto demostrada en humanos, pero que en función de su inocuidad, se emplean frecuentemente en estas indicaciones. Esta es la razón por la cual las consideramos en un apartado especial. PLANTAS UTILIZADAS EN MEDICINA TRADICIONAL CUYO USO NO ESTÁ AVALADO CIENTÍFICAMENTE: Tila (Tilia cordata); Hierba Luisa (Lippia citriodora, Verbenaceae); Verbena (Verbena officinalis, Verbenaceae); Amapola de California (Eschscholtzia californica, Papaveraceae). Se dedica un último apartado a un grupo de plantas que, si bien la mayoría han sido utilizadas en Medicina Tradicional por su acción sedante, en la actualidad no gozan de un uso frecuente. Sin embargo, en los últimos años se están llevando a cabo estudios farmacológicos y clínicos con estas plantas que podrían justificar su empleo en este tipo de trastornos del SNC. OTRAS PLANTAS: Naranjo amargo (Citrus aurantium L.); Manzanilla (Chamomilla recutita, L.); Cananga odorata (Ylang-Ylang); Scutellaria lateriflora; Bacopa monniera Wettst; Marrubio negro (Ballota nigra, L.); Witania (Withania somnífera (L.) Dunal).
Palabras claves:
  • Fitoterapia
  • Insomnio
  • Estado de ánimo

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.