Digest

 

La medicación que no requiere receta, las benzodiazepinas y los barbitúricos no están cubiertos por muchos planes de beneficios en farmacia de Medicare (programa de seguro de salud del gobierno de los Estados Unidos) y en consecuencia su uso por parte de personas de edad avanzada confinados al hogar no ha sido reportado ampliamente. Además, el diseño por niveles de los formularios de medicamentos de Medicare puede, de hecho, promover el uso de medicamentos más antiguos, pero potencialmente inapropiados. Se conoce poco sobre el uso de estos medicamentos en la población adulta de edad avanzada confinada en al hogar. Este estudio se realizó para determinar la prevalencia del uso por parte de adultos de avanzada edad confinados en el hogar de medicamentos que no requieren receta, suplementos dietéticos (vitaminas, productos minerales y a base de hierbas), medicamentos excluidos de Parte D (benzodiacepinas y barbitúricos), y medicamentos potencialmente inapropiados (criterios Beers). Los pacientes estaban afiliados a un proveedor de servicios de exención de Medicaid basados en el hogar y en la comunidad. Todos los clientes eran mayores de 65 y con elegibilidad dual para Medicare y Medicaid. Todos los clientes cumplieron con los criterios médicos y financieros de Florida Medicaid para colocación en un hogar de ancianos. La lista de medicamentos fue obtenida por los administradores de atención geriátrica durante una evaluación del hogar. La muestra se formó con un total de 3,911 adultos de edad avanzada (edad media de 83.6 ± 8.0 años) que estaban tomando un promedio de 9.9 ± 4.8 medicamentos. De éstos, 74.5% estaban usando un medicamento que no requiere receta, 41.9% estaban usando un suplemento dietético, 29.6% estaban usando una benzodiazepina o un barbitúrico, y 25.2% estaban usando por lo menos un medicamento potencialmente inapropiado. A base de los datos obtenidos mediante una evaluación de la administración de atención geriátrica, encontramos que la mayoría de los adultos de mayor edad confinados an el hogar participantes en nuestro estudio usaron medicamentos no incluidos en su beneficio de medicamentos de Medicare. El uso de medicamentos potencialmente inapropiados también fue común en esta población. Las futuras iniciativas de seguridad de medicamentos que involucren al adulto de edad avanzada vulnerable se beneficiarán de involucrar a los administradores de atención en la identificación y atención de los peligros presentados por medicamentos de receta y medicamentos que no requieren receta usados comúnmente. Comentario de los expértos. El control de la seguridad en la medicación de las personas de edad avanzada que son institucionalizadas es labor de sus cuidadores, pero es necesaria la supervisión de un profesional farmacéutico. Por otra parte, cuando se trata de personas ancianas que estan en su hogar atendidas también por cuidadores, el farmacéutico comunitario puede ejercer ese control de la medicación y, sobretodo, su seguridad realizando una labor de farmacovigilancia en ésos pacientes polimedicados. Los criterios STOP/STAR són una gran herramienta para ése control. Otras referencias: Pharm Letter 2010; 12-4: 25-32
Palabras claves:
  • Seguridad
  • Farmacovigilancia
  • Ancianos
  • Edad avanzada

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.