Digest

 

Se habla de ángor inestable en caso de aparición de un ángor de esfuerzo invalidante, de agravación de un ángor de esfuerzo preexistente o de aparición de una crisis anginosa prolongada en reposo. Estas situaciones exponen a un riesgo de infarto de miocardio, estimado entre 3-7% dentro de 1 mes. El tratamiento del ángor inestable está bien establecido. El reposo es indispensable. Habitualmente está indicada una hospitalización rápida (algunos días) que permite la instauración del tratamiento y, en caso de resistencia, la realización de una coronariografía para decidir con urgencia una angioplastia o una derivación coronaria. El tratamiento médico se basa en primera elección en los beta-bloqueantes y derivados nitrados. Los antagonistas del calcio se pueden asociar al tratamiento en caso de respuesta insuficiente, o reemplazar los beta-bloqueantes en caso de contraindicación. Los anticoagulantes o los antiagregantes se han mostrado eficaces como preventivos del riesgo de infarto o de muerte. El tratamiento de referencia en el período inicial es la heparina i.v. (durante 6 días por lo menos) asociada a la aspirina (dosis inicial de 300 mg, luego 100 mg/d). Después debe proseguirse con aspirina sola durante algunos meses, incluso si han desaparecido las crisis de ángor.
Palabras claves:
  • ASPIRINA
  • ANTIAGREGANTES
  • INDICACIONES
  • BETA-BLOQUEANTES
  • DOSIS
  • SINTOMAS
  • URGENCIA
  • ADMINISTRACION
  • ANTICOAGULANTES
  • HEPARINA
  • NITRATOS

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.