Digest

 

La prevención de déficit cognitivo por deficiencia nutricional de hierro durante la infancia se basa en el fomento de una dieta variada y equilibrada que contenga alimentos ricos en hierro, y la utilización de alimentos infantiles enriquecidos con hierro. El déficit de hierro es una carencia nutricional frecuente incluso en los países desarrollados, que es más prevalente en los grupos de población con mayores necesidades de hierro en su dieta, como son: las embarazadas, madres lactantes y niños en periodos de crecimiento rápido. Durante los primeros años de la infancia el déficit de hierro y la anemia ferropénica se han asociado a un menor desarrollo cognitivo, déficit en la atención y memoria, retraso psicomotor y problemas de comportamiento. Estos problemas pueden persistir hasta la edad escolar en incluso la adolescencia, pese a recibir tratamiento. La prevención de déficit cognitivo por deficiencia nutricional de hierro durante la infancia se basa en el fomento de una dieta variada y equilibrada que contenga alimentos ricos en hierro, y la utilización de alimentos infantiles enriquecidos con hierro. No se recomienda el tratamiento con hierro de forma rutinaria, reservándose para mujeres embarazadas y niños de hasta 5 años con alto riesgo de ferropenia. El tratamiento con hierro con una duración adecuada puede mejorar el déficit cognitivo en niños de 2 o más años, mientras que en los más pequeños, éstos déficit pueden persistir a lo largo del tiempo a pesar de ser detectados y tratados mediante la administración de hierro, en forma de sales ferrosas.
Palabras claves:
  • Deficiencia de hierro
  • Déficit cognitivo

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.