Digest

 

Actualmente, no existe una cura para la enfermedad, pero a veces los medicamentos o la cirugía pueden brindar un alivio de los síntomas. La terapia ocupacional, la fisioterapia, la psicoterapia y la logopedia son tratamientos coadyuvantes en la EP aunque con distintos resultados según los estudios. Así mismo es importante mantener un buen estado nutricional y una buena hidratación para promover el bienestar del paciente. Sin embargo, una dieta rica en proteínas puede limitar la eficacia de algún medicamento como la levodopa. Los objetivos del tratamiento difieren en función de la situación del paciente: EP inicial: mantener la autonomía e independencia del paciente el mayor tiempo posible mediante el control de los síntomas. EP avanzado: controlar las complicaciones derivadas del uso de los fármacos en esta enfermedad. Los medicamentos para la EP comprenden tres categorías: -Medicamentos que funcionan directa o indirectamente para aumentar los niveles de dopamina en el cerebro (Levodopa, agonistas dopaminérgicos). -Medicamentos que afectan a otros neurotransmisores corporales con el fin de aliviar algunos síntomas de la enfermedad. (Anticolinérgicos). -Medicamentos que ayudan a controlar los síntomas no motores de la enfermedad. Levodopa: Es un precursor de la dopamina que se absorbe en el tracto gastrointestinal y atraviesa la barrera hematoencefálica. Es el fármaco más efectivo para el tratamiento de la EP. Mejora la rigidez, bradicinesia, afectación de la marcha, hipomimia y micrografía y en menor medida el temblor. Hay que individualizar la dosis necesaria del fármaco porque su respuesta no se correlaciona ni con la severidad de los síntomas ni con el tiempo de evolución de la enfermedad. Se suele iniciar con dosis bajas de 50 mg cada 8 horas al día hasta dosis tope de 600 a 1000 mg/ día. El principal inconveniente de su uso prolongado es el desarrollo de complicaciones motoras como las discinesias o las fluctuaciones. Agonistas dopaminérgicos (AD): Su efectividad sobre el control de los síntomas motores es menor que la Levodopa, sobre todo la rigidez y la bradicinesia, pero frente a ella presentan numerosas ventajas. Estos medicamentos estimulan directamente los receptores dopaminérgicos, tienen una vida media más larga y tienen menor incidencia de desarrollo de fenómeno on-off. Pueden administrarse solos o junto con Levodopa. Se pueden usar en las etapas tempranas de la enfermedad, o más tarde con el fin de alargar la duración de la respuesta a la Levodopa. o Bromocriptina o Apomorfina o Rotigotina Agentes anticolinérgicos (AC): Se usan para mejorar el temblor y la rigidez de los pacientes con EP. Tienen un menor efecto sobre la bradicinesia y la alteración de los reflejos. Se usan cuando los anteriores medicamentos no funcionan en el tratamiento de la EP. Amantadina: Es un medicamento antiviral que puede ayudar a reducir los síntomas de la EP y la discinesia producida por la Levodopa. Después de varios meses, la eficacia de la amantadina se disipa hasta en la mitad de los casos. Inhibidores de la COMT (enzima catecol O-metil transferasa): Estos fármacos aumentan la biodisponibilidad y la vida media de la Levodopa. Se recurre a estos fármacos en estadios avanzados de la enfermedad en combinación con la Levodopa. Inhibidores de la MAO-B (enzima monoaminooxidasa B): Estos medicamentos inhiben esta enzima que descompone la dopamina en el cerebro. o Selegilina El uso de estos fármacos han mostrado que la selegilina puede retrasar la necesidad de terapia con levodopa hasta por un año o más, con lo cual es posible retrasar la aparición de discinesias tardías y del fenómeno on-off; manteniendo en nuestro arsenal terapéutico la levodopa aún intacta por algún tiempo. También se usa conjuntamente con Levodopa aumentando y prolongando la respuesta de esta última. Las técnicas quirúrgicas para el tratamiento de la EP se dividen en procedimientos ablativos entre los que destacan palidotomía y talamotomía; estimulación cerebral profunda que permite la estimulación de áreas del cerebro causantes de los síntomas principales y trasplante de células adrenales o fetales.
Palabras claves:
  • Parkinson
  • Tratamiento
  • Levodopa
  • Agonistas dopaminérgicos
  • Agentes anticolinérgicos
  • Amantadina

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.