Digest

 

Nabiximoles es un extracto de cáñamo indiano (Cannabis sativa) constituido fundamentalmente por dronabinol (THC) y cannabidiol (CBD), capaz de reducir la rigidez de las extremidades y mejorar la función motora en pacientes con esclerosis múltiple, por lo que ha sido autorizado para el tratamiento adicional para la mejoría de los síntomas en pacientes con espasticidad moderada a grave que no respondan de forma adecuada a otros medicamentos antiespásticos y que hayan mostrado una mejoría clínicamente significativa de los síntomas relacionados con la espasticidad durante el periodo inicial de prueba del tratamiento. El mecanismo antiespástico de los nabiximoles no ha sido dilucidado en términos precisos, aunque parece que podría depender de la adición de varios procesos, tanto a nivel central como periférico. Tanto el dronabinol como el cannabidiol son agonistas de los receptores de cannabinoides (CB) y, en el caso de los receptores CB1, están presentan en elevada concentración en las terminaciones nerviosas, tanto centrales como periféricos, e inhiben la liberación de otros neurotransmisores, protegiendo de esta manera al sistema nervioso contra la sobreactivación o la sobreinhibición provocada por los neurotransmisores. El desarrollo clínico de nabiximoles ha sido complicado y polémico, y no solo por todo los componentes sociológicos que acompañan al cannabis, sino porque los primeros ensayos no mostraron una eficacia sustancialmente diferente del placebo. Solo después del ensayo clínico pivotal, se estableció la población diana potencialmente beneficiaria del fármaco. En este ensayo se encontró que menos de la mitad (42%) de los pacientes son susceptibles de mostrar una respuesta con algún valor clínico. Y ni tan siquiera estos últimos experimentaron un mejora adicional importante con respecto al placebo al continuar el tratamiento durante 12 semanas más. No obstante, esta ligera superioridad sobre el placebo parece mantenerse durante varios años. El perfil toxicológico de nabiximoles está dentro de lo farmacológicamente esperado en un derivado del cannabis, aunque los efectos adversos son en su mayoría de carácter leve y transitorio, mareos, fatiga, somnolencia, nauseas y sequedad de boca. No parece que exista riesgo significativo de síndrome de abstinencia tras la suspensión repentina del tratamiento. Ciertamente, los datos no indican un efecto antiespástico especialmente intenso, ni siquiera útil para la mayoría de los pacientes. Sin embargo, es importante no perder de vista que la espasticidad es un elemento intensamente discapacitante para los pacientes con esclerosis múltiple, que empeora notablemente su calidad de vida. Además, los tratamientos antiespásticos actuales (baclofeno, gabapentina, diazepam, etc.) están lejos de ser una solución óptima al problema y, por si eso fuera poco, existe una franja de pacientes que no responden a estos últimos fármacos. Es justamente este grupo el que puede beneficiarse de la eficacia de nabiximoles, dado que otras alternativas tampoco resultan especialmente atractivas, como la administración intratecal de baclofeno o las inyecciones de toxina botulínica.
Palabras claves:
  • Nabiximoles
  • Esclerosis múltiple
  • Espasticidad

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.