Digest

 

La única alternativa disponible para administrar vitamina E en pacientes con colestasis crónica es una dolorosa inyección intramuscular profunda, que debe ser repetida dos o tres veces por semana. El tocofersolán es un polímero hidrosoluble de la vitamina E natural (d-alfatocoferol) con polietilenglicol (PEG), autorizado para el tratamiento del déficit de vitamina E producido por la mal absorción en pacientes pediátricos con colestasis congénita crónica o colestasis hereditaria crónica. Es un medicamento que parte de una escasa experiencia clínica, justificada por la infrecuencia y la heterogeneidad patológica de la colestasis. Con todo, los datos disponibles indican que la formulación hidrosoluble de tocofersolán es capaz de normalizar de forma relativamente rápida (un mes como máximo) los niveles de vitamina E en todos los pacientes y, lo que es aún más importante, reducir la sintomatología neurológica asociada a ese déficit vitamínico en aproximadamente la mitad de los pacientes que la padecen, especialmente en niños de hasta 3 años de edad. La formulación hidrosoluble de tocofersolán ha sido comparada en términos farmacocinéticos con una formulación oral de vitamina E miscible en agua, encontrando una biodisponibilidad significativamente superior para el tocofersolán en los pacientes pediátricos con colestasis crónica pero no en aquellos con fibrosis quística. Desde el punto de vista de la seguridad, el tocofersolán solo ha sido asociado a reacciones adversas leves y transitorias, fundamentalmente diarrea. Sin embargo, existen algunas dudas sobre el teórico potencial nefrotóxico que tienen todas las moléculas asociadas a polietilenglicol, motivo por el cual es preceptiva una actitud vigilante ante este riesgo; no obstante, los datos de seguridad disponibles hasta ahora, en los que hay una casuística de uso durante varios años consecutivos (hasta siete), no indican ningún problema de este tipo. Hasta el momento, la única alternativa disponible para administrar vitamina E en pacientes con colestasis crónica es una dolorosa inyección intramuscular profunda, que debe ser repetida dos o tres veces por semana, que además contiene excipientes, como el macrogolglicerol ricinoleato, susceptibles de desencadenar reacciones anafilácticas (de forma excepcional). En este sentido, atendiendo a la peculiaridad de los pacientes, parece que ésta es una aportación con un cierto valor.
Palabras claves:
  • Tocofersolán
  • Vedrop®
  • Vitamina E
  • Colestasis congénita crónica
  • Colestasis hereditaria crónica

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.