Digest

 

El dolor no maligno también se conoce como dolor no oncológico o dolor benigno. Puede ser agudo o crónico, nociceptivo o neuropático. El dolor crónico no maligno provoca un intenso desgaste psíquico del afectado, desgaste que a su vez, genera diferentes alteraciones psicológicas. El 70% de los pacientes no están satisfechos con el tratamiento recibido. El dolor crónico no maligno puede durar meses o años y no está asociado generalmente a ninguna enfermedad; suele ser de pronóstico impredecible. Es muy habitual la aparición de ansiedad, depresión y situaciones de ganancia secundaria. A diferencia del dolor agudo, este tipo de dolor tiene un valor biológico bajo, cuando no carece de el. Es habitual que el dolor evolucione de forma recurrente, alternando fases indoloras con otras en que el dolor se exacerba. Como ejemplo de este tipo de dolor destaca el dolor osteomuscular, motivo frecuente de bajas laborales. Las principales enfermedades que cursan con dolor crónico no maligno son: artrosis, lumbalgia, artritis reumatoide, fibromialgia, síndrome de dolor miofascial, cefaleas, neuralgias, síndrome del miembro fantasma. Referente al tratamiento del dolor crónico, éste se establece de forma específica, teniendo en cuenta el estado general del paciente, gravedad del cuadro, tolerancia a diferentes opciones terapéuticas y preferencia del paciente. El abordaje terapéutico del dolor crónico debe contemplar unos objetivos concretos, a saber: -Aliviar el dolor diario. -Minimizar el consumo de fármacos. -Evitar la ansiedad. -Mejorar el estado funcional del afectado, así como su estado psicológico. -Facilitar la reincorporación a la actividad laboral. Conviene recordar que el tratamiento del dolor crónico no es exclusivamente farmacológico, sino que debe contemplar otras posibilidades como la psicoterapia, terapia rehabilitadora…
Palabras claves:
  • Dolor no maligno
  • Dolor no oncológico

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.