Digest

 

En el hombre la mayor parte de las necesidades de Vitamina D están cubiertas por la síntesis endógena. Los rayos UVB favorecen la transformación de la Vitamina D en la forma biológica activa. Alrededor del 90% de la cantidad de Vitamina D es producida por la piel después de una exposición al sol y el 10% restante queda cubierto mediante la alimentación. La importancia de los rayos UVB en la formación endógena de Vitamina D depende, no obstante, de varios factores. TIPO DE PIEL El tipo de piel, en función del contenido de melanina, representa el factor personal más importante en cuanto a la formación de Vitamina D ligada a los rayos UVB. Cuanto más oscura es la piel, menos eficaz es la síntesis endógena de Vitamina D y requiere, por tanto, una exposición más prolongada para formar la cantidad suficiente de Vitamina D. PRODUCTOS PARA LA PROTECCIÓN SOLAR Y HÁBITOS. Los productos de protección solar absorven una gran parte de los rayos UVB en función del factor de protección (FP). Un FP 15 absorve, por ejemplo, el 95% de los rayos. La ropa puede también absorver los rayos UVB. Sin embargo, en los estudios a largo plazo, no se ha observado ningún efecto sobre los niveles de Vitamina D, incluso en el desarrollo de osteoporosis, después de un uso regular de protectores solares. EDAD. El contenido de la 7-dehydrocolesterol (precursor de la Vitamina D) en la piel disminuye con la edad. En las personas mayores de 70 años, la síntesis endógena de Vitamina D puede verse reducida hasta un 75% en comparación con los adultos jóvenes. ESTACIÓN El espectro de acción de los rayos UVB depende también de la estación del año, del clima y de la latitud. En los paises de centro Europa, durante el invierno, los rayos UVB no son suficiantes para el aprovisionamiento adecuado de Vitamina D. Sin embargo, la vitsmina D puede almacenarse en el tejido adiposo y liberarse cuando sea necesaria. RECOMENDACIÓN: Para formar de manera preventiva la cantidad recomendada de Vitamina D, la mayoría de personas de la Europa central pueden tener suficiente con una exposición de manos, brazos y cara de unos 15 minutos durante las tardes de verano. Por otra parte, dado que los rayos UV pueden aumentar el riesgo de cáncer, se debe recomendar tomar las medidas de protección usuales. Además, si existe un diagnóstico de carencia de Vitamina D, es necesario proponer la administración de un suplemento de dicha vitamina. Otras referencias: New England Journal of Medicine 2007; 357 (3): 266-281 Drug and Therapeutics Bulletin 2006;44(4):25-29
Palabras claves:
  • Vitamina D
  • Suplementos
  • Rayos UVB
  • Sol

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.