Digest

 

El TDAH, tratado con frecuencia con fármacos (metilfenidato, dextroanfetamina, las sales mixtas de anfetamina y la atomoxetina), es el trastorno de conducta más comúnmente diagnosticado en niños. Un estudio reciente ha demostrado un vínculo entre la edad relativa de los niños y el diagnóstico de TDAH y la prescripción de medicamentos para el tratamiento de éste. Los niños más pequeños del mismo curso, niños que pueden llevarse casi un año con algunos de sus compañeros, pueden parecer inmaduros en comparación con el resto de alumnos. Este retraso evidente en la madurez que se ha llamado el ""efecto de edad aparente"" e influye en el rendimiento académico y atlético de los niños. Con el fin de ver si este efecto relativo influía en el diagnóstico y tratamiento de éstos niños, se llevó a cabo un estudio de una gran chorte (937 943 niños) en Columbia Británica (Canadá). La investigación incluyó a los niños que tenían entre 6 y 12 años en cualquier momento durante los 11 años que duró el estudio entre el 1 de diciembre de 1997 y el 30 de noviembre de 2008. Los investigadores encontraron que los niños nacidos en Diciembre eran un 39% más propensos a ser diagnosticados de TDAH y tenían más del 48% probabilidades de ser tratados con medicamentos para este trastorno que los niños nacidos en Enero. Por otra parte, aunque la prevalencia de diagnósticos de TDAH es tres veces superior en niños que en niñas, en los resultados de esta investigación, el 70% más de niñas nacidas en Diciembre fueron propensas a ser diagnosticadas de TDAH comparadas con las nacidas en Enero. Según los resultados de esta investigación la edad relativa de los niños influye en el diagnóstico y tratamiento del TDAH y sugiere que los más jóvenes y, por lo tanto, menos maduros están siendo indebidamente diagnosticados y tratados. Es importante no exponer a los niños a los peligros potenciales del diagnóstico y, sobretodo, del tratamiento del TDAH. Los medicamentos para tratar el TDAH pueden tener efectos negativos para la salud en los niños, tales como la interrupción del sueño, aumento del riesgo de eventos cardiovasculares y menores tasas de crecimiento, pero existe también un riesgo, como en todo trastorno mental, de estigma por este problema de salud. Los daños potenciales de sobrediagnóstico y prescripción del tratamiento farmacológico, así como la falta de una prueba objetiva para el diagnóstico del TDAH sugieren precaución en la evaluación de los niños con este posible trastorno.
Palabras claves:
  • TDAH
  • Hiperactividad
  • Metilfenidato
  • Dextroanfetamina
  • Sales de anfetamina
  • Atomoxetina
  • Niños
  • Edad

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.