Digest

 

La enfermedad cardiovascular (ECV) es una de las principales causas de muerte en el mundo, pero se ha demostrado que las intervenciones preventivas sobre pacientes en riesgo reducen las tasas de incidencia de ECV. El farmacéutico comunitario es un profesional capacitado para llevar a cabo estas intervenciones ya que es fácilmente accesible al paciente y puede participar activamente en mejorar la adherencia y modificar el estilo de vida. El proyecto piloto PAART CVD (Pharmacist Assessment of Adherence, Risk and Treatment in Cardiovascular Disease) fue diseñado para establecer la factibilidad de la intervención del farmacéutico comunitario para reducir el riesgo de aparición de ECV. Es un estudio de intervención sobre una cohorte llevado a cabo entre 2008-2009. Los farmacéuticos recibieron formación para la valoración, prevención y manejo del riesgo de ECV en pacientes de 50-74 años que tomaran medicación para el colesterol, la hipertensión o ambas y que no tuvieran diabetes ni ECV. Se elaboraba un informe individualizado para cada paciente, en el que se remarcaba el riesgo general del paciente basado en la escala de Framingham y además se sugerían estrategias para mejorar el riesgo de ECV a través de la medicación, el estilo de vida, y la adherencia. El farmacéutico comunitario debía tener 5 entrevistas con cada paciente a intervalos de un mes. La variable principal analizada era la variación en el riesgo de aparición de ECV (medido con la escala de riesgo Framingham) a los 5 años, medido antes del estudio y al cabo de 6 meses de seguimiento. Otras variables analizadas fueron: cambios en la presión sistólica y diastólica, perfil lipídico, IMC, peso, perímetro abdominal, cambios en la dieta, hábito tabáquico y alcohólico y en la actividad física. Se observó una reducción relativa del riesgo de ECV del 25%(95 IC 17-33) así como reducciones significativas de la presión sanguínea y del perímetro de cintura. Mejoró significativamente la adherencia al tratamiento y la realización de actividad física diaria, y la proporción de pacientes que afirmaban tener hábitos dietéticos para reducir el peso corporal. Estos resultados confirman que la intervención del farmacéutico comunitario tiene efectos beneficiosos en la prevención de la ECV. Sin embargo, hay que tener en cuenta las limitaciones del estudio piloto: la ausencia de un grupo control que garantice que la disminución del riesgo es debida a la intervención y que puede haber un sesgo de selección ya los pacientes reclutados podrían ser los más predispuestos a realizar cambios, y los resultados de las intervenciones no podrían ser extrapolados a la población general.
Palabras claves:
  • farmacéutico comunitario
  • intervención farmacéutica
  • enfermedad cardiovascular

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.