Digest

 

Se ha relacionado el uso de antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) con la reducción del riesgo de desarrollar adenoma colorectal, aunque también se ha observado la aparición de daños sobre la mucosa gastrointestinal. Estos efectos pleyotrópicos pueden ser debidos a la inhibición de enzimas como la ciclooxigenasa o la prostaglandin-endoperóxido-sintasa. A nivel de la barrera epitelial intestinal los AINEs pueden afectar la relación entre las células inmunes intestinales con la microbioma, hecho que se cree responsable del incremento en el riesgo de enfermedad inflamatoria intestinal: enfermedad de Crohn o colitis ulcerosa. Existen además otros mecanismos que podrían mediar en la patogénesis de estas complicaciones, como puede ser el efecto antiagregante, la liberación de mediadores inflamatorios y la respuesta microvascular al estrés. Algunos estudios han examinado la asociación entre la toma de AINEs y el desarrollo de enfermedad inflamatoria intestinal, con resultados contradictorios. Por otra parte, los estudios realizados hasta el momento han sido de tipo retrospectivo, sin confirmación diagnóstica por parte de un médico y con imposibilidad de examinar los rangos posológicos y la duración del tratamiento. Para evaluar la asociación entre la toma de aspirina y AINEs con la incidencia de enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa se realizó un estudio prospectivo de cohortes entre 1990 y 2008, en el que se incluyeron 76.795 mujeres expuestas a aspirina y AINEs que aportaron información bianualmente. Se encontró mayor incidencia de colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn en aquellos pacientes que recibieron AINES como mínimo 15 días al mes. Esta relación sin embargo no se observó en el subgrupo que tomaba aspirina, ni tampoco en aquellos que tomaban AINES con menor frecuencia. Una de las limitaciones del estudio es la disponibilidad de resultados únicamente en mujeres. Por otra parte la incidencia de colitis ulcerosa y enfermedad de Crohn fue baja, por lo que el ligero incremento en el riesgo observado seguramente no altera el balance riesgo-beneficio asociado al uso de AINEs. Serían necesarios más estudios sobre esta condición para poder dar recomendaciones.
Palabras claves:
  • Aspirina
  • AINEs
  • EII
  • enfermedad de Crohn
  • colitis ulcerosa
  • estudio prospectivo

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.