Digest

Búsqueda por: principio activo, grupo terapeutico, enfermedad o problema de salud, síntoma, tipo de medicamento, tipo de paciente, tratamiento, efectividad, seguridad,...

Anticuerpos inmunoterapia corticosteroides estreñimiento diarrea Metamizol riesgo cáncer de mama Estatinas prevención efectividad Diabetes antineoplásicos diclofenaco dosificación ibuprofeno nivolumab trastuzumab naproxeno medicamentos biológicos cardiovascular seguridad mortalidad adultos ancianos pediátrico nutrición infección fúngica interacciones acné EPOC hemorragia vacunas herpes gota lorcaserina AINE antiinflamarios antibióticos melanoma  

Selecciona cualquiera de los campos bajo el cuadro de Texto si quieres afinar tu búsqueda. Es posible seleccionar más de un campo. P. ejemplo: Título+Resúmen+Palabras clave 

Como norma general, es recomendable remitir al paciente a la consulta del odontólogo si se trata de dolores dentales intensos que persisten durante más de uno o dos días, así como en aquellos casos que el dolor esté acompañado de fiebre, dolor de oído o dolor mandibular. Se deben distinguir las lesiones dolorosas de la mucosa oral (estomatitis aftosa) del dolor dental propiamente dicho. Algunos de estos dolores pueden revestir una especial gravedad al ser indicativos de una infección o absceso dental que puede ocasionar una septicemia. Hay casos, sin embargo, en que la patología es obviamente autolimitada (como, por ejemplo, las molestias por el roce de prótesis no bien ajustadas) y, por tanto, susceptible de un tratamiento paliativo para aliviar la situación inmediata del paciente hasta que acuda al odontoestomatólogo para que éste realice los ajustes oportunos. En los cuadros de hipersensibilidad dentinaria, puede recomendarse la utilización de dentífricos específicos con actividad en hipersensibilidad dentinaria. Aunque los medicamentos directamente recomendables por el farmacéutico son bastante seguros, conviene tener en cuenta algunas cuestiones. En el caso de los anestésicos locales, existe un riesgo de posible reacción anafilactoide y metahemoglobinemia. En general, no se aconseja usar preparados con benzocaína en niños menores de 2 años de edad, excepto bajo la recomendación y supervisión de un profesional de la salud. Si se usan preparados que contienen benzocaína, estos deben usarse esporádicamente y solo cuando se requiera, pero no más de 4 veces al día. Es preciso tener presente que la metahemoglobinemia es un efecto infrecuente pero grave, en el que la cantidad de oxígeno que se transporta en la sangre disminuye considerablemente, con un cuadro típico de 'cianosis'.
Palabras claves:
  • Dolor dental
  • Valoración por el farmacéutico
  • Benzocaína
  • Metahemoglobinemia

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestra News Letter, estará informad@ sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.