Digest

 

Los datos actuales sobre Colesevelam no parecen sugerir ninguna mejora sobre el actual arsenal farmacológico. Colesevelam es un polímero no absorbible al que se unen los ácidos biliares presentes en el intestinal, formando complejos inabsorbibles que son eliminados con las heces y, por tanto, impidiendo la reabsorción de dichos ácidos biliares. A medida que la reserva de estos se agota, se incrementa la conversión de colesterol en ácidos biliares, lo que a su vez provoca la eliminación de LDL-c de la sangre y, por consiguiente, reducen sus niveles. El colesevelam, en combinación con un inhibidor de la 3-hidroxi-3-metil-glutaril-coenzima A (HGM- CoA) reductasa (estatina), ha sido autorizado como tratamiento coadyuvante a la dieta para proporcionar una reducción adicional en las concentraciones de colesterol de lipoproteína de baja densidad (C- LDL) en aquellos pacientes adultos con hipercolesterolemia primaria que no están controlados adecuadamente sólo con estatina. Como monoterapia, está indicado como tratamiento coadyuvante a la dieta para la reducción del colesterol total y del C-LDL elevados, en pacientes adultos con hipercolesterolemia primaria para los que el tratamiento con estatinas es inapropiado o no es bien tolerado. La eficacia del colesevelam en monoterapia es moderada, como se espera de cualquier fármaco de la clase de los secuestrantes intestinales de ácidos biliares. En término medio, las dosis habitualmente utilizadas (3,8 g/día) reducen en torno del 15% los niveles séricos de LDLc, claramente por debajo de las estatinas, que llegan alcanzar hasta el 60%.No hay datos sobre los efectos de este fármaco sobre la morbilidad o la mortalidad. Su perfil toxicológico, centrado en efectos irritativos locales en el tracto digestivo, manifestados fundamentalmente como estreñimiento, flatulencia, náuseas y otras molestias abdominales, es perfectamente superponible con los fármacos de este grupo. Sin embargo, no deja de tener importancia los efectos negativos sobre los triglicéridos séricos, cuya tasa aumenta con el uso de colesevelam, lo que relega necesariamente al fármaco a la segunda fila de los agentes hipolipemiantes y, en cualquier caso, contraindica su uso en pacientes con hiper-trigliceridemia. El uso en monoterapia, atendiendo a lo moderado de sus efectos solo se recomienda cuando las estatinas, claramente los fármacos de referencia en este tipo de patologías, están contraindicadas por sus efectos (miopatía, especialmente). Como coadyuvante de éstas o de ezetimiba produce resultados significativos, tal y como ocurre con otras combinaciones similares. En definitiva, un fármaco perteneciente a una antigua clase de medicamentos hipolipemiantes, cuyos datos actuales no parecen sugerir ninguna mejora sobre el actual arsenal farmacológico.
Palabras claves:
  • Colesevelam
  • Cholestagel®
  • C- LDL
  • Estatinas

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.