Digest

 

Ningún fármaco ofrece beneficios en la salud sin ningún tipo de riesgo, éste es el caso de los inhibidores de la 3-hidroxi-3-metilglutaril coenzima A (HMG-CoA) reductasa, las estatinas, y su riesgo de diabetes de nueva aparición. Por todo ello se requiere una revisión continua de los nuevos datos disponibles. En pacientes con diabetes tipo 2 la afección cardiovascular es la principal causa de enfermedad y de muerte, no existe ninguna duda de que el tratamiento con estatinas reduce el riesgocardiovascular y mejora la supervivencia. Estos beneficios se observan durante el primer año de tratamiento y se incrementan con el tiempo. Un metaanálisis que recogió estudios de las seis estatinas e incluía 57.593 participantes reveló un incremento del 13% en el riesgo relativo de diabetes de nueva aparición. Este efecto parece ser de grupo y no relacionado con el tipo de estatina, con su potencia o sus propiedades lipófilas. También parece ser dosis-dependiente, el odds ratio por la diabetes de nuevo diagnóstico es un 12% superior en pacientes con terapia a dosis intensivas que con dosis moderadas, aunque también hay un 16% de beneficio en la reducción de los eventos cardiovasculares. Los estudios clínicos que definen el riesgo de diabetes son relativamente a corto término, en contra, la terapia con estatinas es a menudo continuada por años, por esto, es posible que el riesgo incremente con un seguimiento más prolongado. El mecanismo de acción por el que las estatinas incrementan la incidencia de diabetes no está poco claro. Los factores predictivos más relacionados con el desarrollo de diabetes incluyen la edad avanzada, niveles basales de glucosa altos y otras características relacionadas con los síndromes metabólicos, así, las estatinas podrían simplemente desenmascarar la enfermedad en pacientes que son propensos a desarrollar diabetes de todos modos. Como consecuencia, la FDA (Food and DrugAdministration) ha añadido recientemente información en la ficha de las estatinas con respeto al efecto de estos agentes en la diabetes, remarcando que ""incrementos en la hemoglobinaglicosilada y en los niveles de glucosa enayunasse han relacionado con el uso de estatinas"", pero se añade que ""la FDA continua creyendo que los beneficios cardiovasculares de las estatinas superael riesgo de diabetes"". Son necesarios más estudios para definir el riesgo de diabetes inducida por estatinas y su mecanismo de acción. Pero hasta que más datos están disponibles, los médicos deben monitorizar la glucosa o la hemoglobina glicosilada en pacientes que toman estatinas con múltiples factores para desarrollar diabetes, pero éstas deben seguirprescribiéndose cuando estén indicadas como parte del manejo del riesgo cardiovascular.
Palabras claves:
  • Diabetes
  • Estatinas
  • riesgo cardiovascular

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.