Digest

 

La tuberculosis es una enfermedad infectocontagiosa producida por la bacteria Mycobacterium tuberculosis que puede afectar a cualquier parte del organismo. Se deben diferencian dos conceptos importantes: -Infección tuberculosa: contacto con Mycobacterium tuberculosis -Enfermedad tuberculosa: la presencia de síntomas y/o hallazgos en la exploración física del paciente sugestivos de enfermedad activa. La Tuberculosis es la infección de mayor prevalencia en el mundo y en España entre 10 y 15 millones de personas están infectadas. La clínica de la enfermedad tuberculososa es muy variada e inespecífica, pasando desapercibida o afectando a múltiples órganos como pulmones, sistema genitourinario o sistema nervioso central. La prueba estándar para el diagnóstico de la infección tuberculosa sigue siendo hoy en día la prueba de la tuberculina. Para el diagnóstico de enfermedad tuberculosa hace falta un contacto prolongado con un persona infectada y debe confirmarse el diagnóstico mediante las siguientes técnicas: baciloscopia, cultivo, identificación de especie y antibiograma o pruebas de susceptibilidad. En cuanto al régimen terapéutico recomendable de los casos iniciales es el de 6 meses, con 4 fármacos de primera línea durante los 2 primeros y 2 fármacos durante los 4 restantes. En caso de infección tuberculosa, la pauta estándar de quimioprofilaxis se realiza con Isoniazida, durante 6-12 meses dependiendo de distintos factores. La quimioprofilaxis primaria se lleva a cabo en pacientes expuestos sin infección. Se indica Isoniacida 2 meses y medio tras el contacto o la negativización de la baciloscopia.
Palabras claves:
  • Tuberculosis
  • Mycobacterium tuberculosis
  • Infección tuberculosa

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.