Digest

 

El objetivo del estudio era evaluar el efecto del ácido tranexámico en las transfusiones sanguíneas, los eventos tromboembólicas y la mortalidad en pacientes quirúrgicos. Para ello se seleccionaron ensayos clínicos controlados aleatorizados en los que se comparara ácido tranexámico frente a no ácido tranexámico o placebo en pacientes quirúrgicos. Las variables de interés que se analizaron fueron el número de pacientes que recibieron transfusiones sanguíneas, el número de pacientes con un evento tromboembólico (infarto de miocardio, ictus, trombosis venosa profunda y embolia pulmonar) y el número de muertes. Se evaluaron 129 ensayos clínicos, con un total de 10.488 pacientes, publicados entre 1972 y 2011. En ellos se vio que el ácido tranexámico reducía la probabilidad de recibir una transfusión sanguínea en un tercio. Respecto a la probabilidad de padecer un evento tromboembólico o de morir, el efecto del ácido tranexámico fue incierto. Así pues, se puede concluir que existe una fuerte evidencia que el uso de ácido tranexámico reduce las transfusiones de sangre en cirugía, evidencia conocida desde hace muchos años. Sin embargo, sigue sin esclarecerse su efecto en el número de eventos tromboembólicos y en la mortalidad. En todo caso, el papel que el ácido tranexámico juega en la disminución del número de transfusiones sanguíneas es suficiente para justificar su uso, pues la sangre es un recurso escaso y costoso, y una transfusión sanguínea siempre conlleva cierto riesgo para el paciente.
Palabras claves:
  • ácido tranexámico
  • sangrado quirúrgico
  • eventos tromboembólicos
  • mortalidad
  • transfusiones sanguíneas

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.