Digest

 

Los AINE pueden provocar ulceraciones, hemorragias o perforaciones intestinales: estas lesiones son mucho menos frecuentes que las afecciones gastroduodenales pero muchas veces podrían ser desconocidas. Los pacientes afectados por una diverticulosis parecen constituir un grupo de riesgo para este tipo de lesiones. También se han descrito cuadros de colitis (diarrea, sangre en las heces) en pacientes con AINE, sobre todo después de un mes de tratamiento. En general la evolución de estas colitis es favorable, ya que los síntomas retroceden algunos días después de suspender el tratamiento, pero se dieron 2 casos de muerte (sobre 40 casos publicados). Además algunas observaciones sugieren que los AINES, ya a los pocos días de tratamiento, podrían favorecer una recaída en los pacientes afectados de colitis inflamatoria (enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa ). Por consiguiente hay que recordar que los efectos adversos de los AINE sobre el tubo digestivo no se limitan al estómago ni al duodeno. En un paciente con AINE, síntomas digestivos (diarrea, dolores abdominales, sangre en las heces) o una anemia inexplicable tras una exploración gastroduodenal tienen que hacer pensar en una complicación intestinal.
Palabras claves:
  • SINTOMAS
  • TRATAMIENTO
  • EFECTOS-ADVERSOS
  • COLITIS
  • ULCERAS

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.