Digest

 

El glaucoma agudo, es un síndrome oftalmológico que está causado por un aumento de la presión intraocular (PIO) de forma súbita y que produce una lesión en el nervio óptico. Puede producir disminución de la visión periférica o incluso ceguera total. Los valores de PIO oscilan entre 45 y 75 mmHg. La causa más frecuente es el bloqueo angular aunque hay otras causas como la inflamación, la neovascularización angular, la fragmentación cristaliniana y el bloqueo del trabeculum. Fisiopatológicamente no existe drenaje de la cámara anterior del ojo ya que el angulo iridocorneal esta estrechado u obstruido y bloquea el orificio de salida, por lo que no se produce la circulación del humor acuoso. Como consecuencia la PIO aumenta rápidamente y aparece dolor junto con enrojecimiento del ojo afecto. Principalmente afecta a mujeres y con frecuencia, el glaucoma agudo se desencadena por estímulos que causen midriasis (la noche, la oscuridad, fármacos anticolinérgicos) Suelen causar dolor ocular importante e hiperemia conjuntival congestiva, mixta, con inyección ciliar, visión borrosa y percepción de halos luminosos alrededor, e incluso pérdida significativa de la visión. Se puede acompañar de un cuadro vegetativo muy sintomático con nauseas, vómitos, sudoración y cefalea. Cada ataque agudo puede dejar como secuela una considerable disminución de la agudeza visual por lo que debe hacerse un diagnóstico correcto lo más pronto posible. Dentro de la evaluación inicial se puede observarse el aumento de tono del ojo afecto mediante la detección de PIO digital, observación de la midriasis media arreactiva, córnea velada, o hiperemia conjuntival intensa de predominio ciliar. El tratamiento incluye varias medidas: -Tratamiento sintomático del dolor y el cuadro vegetativo. -Disminución del volumen hídrico intraocular, utilizando agentes osmóticos junto con diuréticos intravenosos. Las prostaglandinas tópicas aumentan el flujo de salida del humor acuoso incrementando el flujo uveoescleral. -Inhibición de la producción de humor acuoso: Hoy en día se utilizan más los beta bloqueantes (Timolol). Sus efectos adversos son similares a los que se administran por vía sistémica y están contraindicados en pacientes con asma, insuficiencia cardiaca, arritmias y EPOC. También se pueden utilizar otros fármacos como la acetazolamida aunque tienen más efectos secundarios. -Apertura del ángulo idirocorneal (pilocarpina). Estos fármacos son mal tolerados por lo que se utilizan como segunda elección. -Tratamiento quirúrgico: Iridectomia periférica. Se realiza añadida al tratamiento médico cuando sea factible.
Palabras claves:
  • Glaucoma agudo
  • Presión intraocular
  • Timolol
  • Pilocarpina

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.