Digest

 

El uso de la terapia hormonal (TH) combinada de estrógenos y progestágenos se había utilizado de forma rutinaria para prevenir enfermedades crónicas como la enfermedad cardiovascular, la demencia o la osteoporosis. Sin embargo, diversos estudios aparecidos a principios de la década pasada relacionaron tanto la terapia combinada como la monoterapia estrogénica con efectos graves sobre la salud. Esto provocó que el Servicio de Prevención de los Estados Unidos (USPSTF) y otros organismos internacionales realizaran una serie de recomendaciones en contra de su utilización. Las actuales indicaciones de la terapia hormonal por la FDA incluyen el tratamiento de corta duración para los síntomas de la menopausia y la prevención de la osteroporosis, aunque existe controversia por sus efectos adversos. Con el objetivo de actualizar la información sobre la TH en la prevención de enfermedades crónicas, así como de sus efectos adversos, se realiza una revisión sistemática mediante la búsqueda en MEDLINE, Cochrane, Scopus y otros listados de referencia, incluyendo estudios desde 2002 a 2011 que evaluaban la prevención primaria de condiciones crónicas. Se encontraron 9 ensayos que cumplían con los criterios de calidad, la mayoría de los cuales estaban relacionados con ""The Women's Health Initiative"", un estudio de 11 años de seguimiento que tenía datos de mujeres postmenopáusicas de Estados Unidos. Respecto a la prevención de enfermedades crónicas con TH combinada, se observó disminución de la incidencia de fracturas pero un incremento de la incidencia de cáncer de mama invasivo, ictus, trombosis venosa profunda, embolismo pulmonar, cáncer de pulmón, enfermedad de la vesícula biliar, demencia e incontinencia urinaria. La monoterapia con estrógenos, obtuvo reducción en la incidencia de fracturas y cáncer de mama invasivo, mientras que se relacionó con un aumento de la incidencia de ictus, trombosis venosa profunda, enfermedad de la vesícula biliar e incontinencia urinaria. El estudio concluye que la TH combinada o la monoterapia con estrógenos reducen el riesgo de fracturas, mientras que se relacionan con incremento de la incidencia de otras patologías. Existen diversas limitaciones que dificultan la interpretación de los resultados, como el hecho de que se incluyeran pocos estudios, los datos de adherencia variables entre los ensayos o los tamaños de muestra pequeños, estrechos criterios de edad, etc. Por esta razón es recomendable la investigación futura para discernir que repercusión tiene la TH sobre este grupo de mujeres.
Palabras claves:
  • Terapia hormonal
  • efectos adversos
  • menopausia
  • enfermedades crónicas

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.