Digest

 

El estudio ""CRASH-2"" demostró que un tratamiento corto con ácido tranexámico durante las tres primeras horas de la lesión en pacientes adultos con hemorragia traumática reducía significativamente la mortalidad por cualquier causa, sin aumento aparente en el riesgo de eventos adversos trombóticos. Como resultado, el ácido tranexámico de está incorportando a protocolos de traumatología de todo el mundo. Los objetivos del estudio fueron los siguientes: - Examinar si el efecto del acido tranexamico sobre el riesgo de mortalidad y sobre los eventos trombóticos en pacientos con hemorragia traumática varía respecto al riesgo basal de muerte. - Evaluar el grado en que los protocolos actuales para el tratamiento del ácido tranexámico maximizan los beneficios para los pacientes. Se realizó un análisis estratificado preespecificado de datos obtenidos del ensayo multicéntrico aleatorizado (CRASH-2). Se estimaron de la proporción de muertes prematuras que podrían evitarse gracias a la administración de ácido tranexámico. 13.273 pacientes con traumatismos en el ensayo CRASH-2 que fueron tratados con ácido tranexámico (dosis de carga de 1 g durante 10 minutos seguido de una infusión de 1g durante 8 horas) o placebo entre las tres primeras horas del traumatismo y pacientes con traumatismos incluídos en el UK Trauma and Audit Research Network se estratificaron según el riesgo basal de muerte (< 6%, 6-20 %, 21-50%, >50 %). Se determinaron las OR para las siguientes variables principales asociadas al tratamiento con ácido tranexámico según el riesgo basal de muerte: - Muerte hospitalaria entre las cuatro primeras semanas del traumatismo - Muertes por hemorragia - Eventos trombóticos mortales y no mortales El ácido tranexámico se asoció a una reducción significativa de la mortalidad por hemorragia y por todas las causas en todos los pacientes traumáticos excepto en los de menor riesgo. La reducción de los eventos trombóticos arteriales también fue significativa, a diferencia de los eventos trombóticos venosos. Según el ensayo, con el tratamiento con ácido tranexámico se podrían evitar en cada grupo de riesgo (< 6%, 6-20 %, 21-50%, >50 %) un 17%, 36%, 30 % y 17 % respectivamente. Los autores concluyen que el ácido tranexámico podría administrarse de manera segura a todos los pacientes con hemorragia traumática y no debería restringirse a los pacientes más graves. A pesar de no haberse encontrado diferencias significativas entre los grupos de riesgo, son necesarios más estudios que corroboren estos datos, especialmente en el grupo de más bajo riesgo.
Palabras claves:
  • ácido tranexámico
  • mortalidad
  • eventos trombóticos
  • hemorragia

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.