Digest

 

La falta de inmunidad para los nuevos virus de la gripe (ej. H1N1, H2N2 y H3N2) puede ser un factor que contribuya a la alta mortalidad observada. El virus de la gripe A subtipo H1N1, el cual emergió en Méjico en marzo de 2009, fue declarado posteriormente como una pandemia por la OMS en junio de 2009. La producción de vacunas monovalentes para el virus de la gripe H1N1 empezaron rápidamente después de los brotes en Europa y EEUU. En el presente estudio se evaluó la efectividad de la vacuna frente a la pandemia de la gripe H1N1 en Escocia con un diseño de cohortes retrospectivo. Se registraron datos de pacientes a nivel de atención primaria, registro de hospitales, certificaciones de muerte y muestras virológicas para construir la cohorte. Se estimó la efectividad de la vacuna en muestras nacionales representativas de toda la población escocesa estableciendo el riesgo de ingreso hospitalario y muerte resultado de la morbilidad relacionada con el virus de la gripe en pacientes vacunados i no vacunados y los casos de gripe H1N1 en 2009 confirmados por el laboratorio en un subconjunto de pacientes. La vacunación para la cepa de la pandemia de la gripe H1N1 empezó en la semana 43 de 2009 (21 de octubre de 2009) y se administró a 38.296 (15.5%, 95% IC 15.4-15.6) de 247.178 personas al final del periodo de estudio (31 de enero de 2010). 208.882 (85%) de personas no fueron vacunadas. Las tasas de reclutación fueron mayores para pacientes menores de 5 años y mayores de 65 años, mujeres embarazadas y aquellos que padecían de una o más enfermedades crónicas que los convierten en grupo de riesgo. Hubo 5207 emergencias con ingreso hospitalario y 579 muertes en la población no vacunada y 924 ingresos hospitalarios y 71 muertes en la población vacunada durante 23.893.359 días de observación. Los pacientes vacunados tenían más tendencia a ingresar a un hospital por otras causas no relacionadas con la gripe.La efectividad de la vacuna frente a la cepa H1N1 de la gripe para la prevención de los ingresos hospitalarios debidos a trastornos relacionados con la gripe fue de 19.5% (95% IC 0.8-34.7%). La efectividad de la vacuna para prevenir la gripe confirmada por el laboratorio fue del 77.0%, 95% IC 2.0-95%). La conclusión fue que la vacuna para la pandemia de la cepa H1N1 de la gripe estuvo asociada a una protección frente la pandemia de la gripe y a una reducción de los ingresos hospitalarios de problemas relacionados con la gripe en Escocia durante la pandemia de 2009-10. Sin embargo, la efectividad estimada en este estudio es más baja que la descrita en un estudio de casos y controles que tubo lugar en población española en Navarra.
Palabras claves:
  • efectividad
  • ingreso hospitalario
  • mortalidad
  • pandemia
  • vacuna
  • virus de la gripe H1N1

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.