Digest

 

El CPNM es el cáncer más frecuente en la población blanca y se estima que aproximadamente el 30 % de esta población que resida en zonas con alta exposición ultravioleta desarrollará CPNM durante su vida. La incidencia de CPNM está relacionada con la edad avanzada, el sexo masculino, la piel blanca, antecedentes familiares, residencia en zonas cerca del ecuador y exposición a radiaciones ultravioletas. Los rayos ultravioletas A y B de las cabinas de bronceado son carcinógenos de clase I (carcinogénico para los humanos) según la Internacional Agency for Research on Cancer. En un metaanálisis con un número reducido de pacientes se encontró asociación significativa entre el riesgo de melanoma maligno y el uso de las cabinas de bronceado. Además, existen numerosos estudios en la literatura que sugieren el bronceado en interiores como riesgo potencial para el CPNM. El objetivo de este estudio es sintetizar la bibliografía disponible sobre el bronceado en interiores y el CPNM. Se incluyeron doce estudios con un total de 9.328 casos de cáncer de piel no melanoma. El riesgo relativo de carcinoma escamoso y de carcinoma de células basales de las personas que referían haber usado alguna vez el bronceado en interiores comparado con las que nunca lo había usado fue de 1.67 (IC 95% 1.29 a 2.17) y de 1.29 (IC 95% 1.08 a 1.53) respectivamente. Se estimó un riesgo atribuible poblacional en Estados Unidos de 8.2 % para el carcinoma escamoso y un 3.7 % para el carcinoma de células basales, que correspondería a más de 170.000 casos de CPNM cada año atribuible al bronceado en cabinas. En base a datos de tres estudios, la exposición al bronceado en interiores antes de los 25 años se asoció fuertemente al carcinoma de células escamosas (riesgo relativo 2.02; IC 95% 0.70 a 5.86) y al carcinoma de células basales (riesgo relativo 1.40 IC95% 1.40 a 1.29). Los autores concluyen que el bronceado artificial está significativamente asociado a un incremento del riesgo de carcinoma escamoso y de carcinoma de células basales. El riesgo es mayor cuando la exposición ocurre antes de los 25 años. Este estudio presenta limitaciones debido a que solo incluye estudios observacionales y de casos-controles. No obstante, el diseño de un ensayo aleatorizado no sería éticamente correcto. Otro factor limitante es que se incluyeron estudios realizados entre 1970 y 2010. Los dispositivos de bronceado han evolucionado desde entonces, de modo que los actuales emiten menos radiaciones ultravioletas B y más radiaciones ultravioletas A que los antiguos. Sin embargo, numerosos estudios indican que ambas radicaciones son capaces de inducir mutagénesis en la piel.
Palabras claves:
  • cabinas de bronceado
  • bronceado artificial
  • cáncer
  • carcinoma
  • carcinoma escamoso

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.