Digest

 

La celiaquía es una enfermedad crónica intestinal que puede presentarse de manera frecuente en la infancia, y de manera menos habitual en la edad adulta. Cursa con malabsorción a causa de una alteración con la mucosa del intestino delgado por una intolerancia al gluten, complejo de proteínas que contienen el trigo, el centeno, la avena, la cebada y el triticale. La sintomatología cursa con irritabilidad, inapetencia, distensión y dolor abdominal, deposiciones frecuentes, malolientes, espumosas y voluminosas, a veces acompañadas de vómitos. A causa de la malabsorción se desarrolla deficiencia de ciertos nutrientes. Para diagnosticar esta condición, se hacen analíticas sanguíneas en las que se detectan anticuerpos contra el gluten, aunque a veces es necesaria la realización de una biopsia del intestino. La celiaquía no se puede prevenir pero con tratamiento dietético remite absolutamente la sintomatología, así como la degeneración de la mucosa del intestino delgado. Los cereales que se pueden consumir sin problema son el maíz, el arroz, el mijo y el sorgo, así como la mandioca. Si se sigue una dieta totalmente libre de gluten, remitirán todos los síntomas y ello evitará la manifestación y progresión de toda la sintomatología. Cabe aludir también aquí el posible aporte de gluten que pueden hacer algunos medicamentos y leer con atención el prospecto. Algunas veces el paciente celíaco desarrolla una intolerancia secundaria a la lactosa, debido a la malabsorción intestinal derivada de la propia enfermedad celíaca.
Palabras claves:
  • Celiaquía
  • Tratamiento dietético
  • Gluten

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.