Digest

 

En la actualidad tanto los profesionales sanitarios como los gestores y planificadores, al igual que los pacientes, tienen acceso a una variedad de fuentes de información. Además, esta información se presenta en diversos formatos y medios, como revistas impresas y electrónicas, bases de datos, libros, compendios, webs, móviles, entre otros. Para organizar esta diversidad de información se ha empleado tradicionalmente la clasificación de fuentes primarias, secundarias y terciarias: FUENTES DE INFORMACIÓN PRIMARIA: Artículos originales y estudios científicos FUENTES DE INFORMACIÓN SECUNDARIA: Sistemas que recogen las referencias bibliográficas y/o los resúmenes de artículos publicados en la literatura científica. FUENTES DE INFORMACIÓN TERCIARIAS: Recopilación seleccionada, evaluada y contrastada de la información publicada en los artículos originales. Específicamente en el campo de la farmacoterapia, estas fuentes solían ser consultadas en los centros de información de medicamentos, consultando directamente a la industria farmacéutica y, más recientemente, a través de Internet. Sin embargo, la expansión de las nuevas tecnologías de información y principalmente Internet, ha propiciado un acceso masivo y en un mismo ""sitio"" estas fuentes de información. Aunque los recursos bibliográficos en Internet pueden ofrecer más facilidades de uso y suelen estar más actualizados, muchas fuentes utilizadas en la práctica clínica pueden estar en otros medios electrónicos (CD-ROM, PDA, dispositivos móviles, tablets, entre otros) y en el formato impreso tradicional (libros o compendios). Independientemente del formato en que se presenten, para la selección de cada una de las fuentes de información es necesario conocer sus características y diferencias de tal manera que se puedan identificar aquellas más apropiadas y su utilización de forma más efectiva. En la actualidad, más que clasificar las fuentes de información según la forma como se presenta la fuente (en medio impreso o informatizado) o el origen de la misma (clasificación tradicional), deben considerarse las características fundamentales de la investigación biomédica de las publicaciones consultadas para poder seleccionarlas. En este primer capítulo de The Pharmaceutical Letter 2013 (""Información cientifico-sanitaria de apoyo a la toma de decisiones clínicas sobre farmacoterapia"" - 40 horas - 5,3 créditos) se lleva a cabo una revisión sobre las fuentes de información, sus características y su implantación en la práctica clínica. - Fuentes de información según las características de la investigación biomédica de la que provienen: Pueden ser agrupadas según el diseño metodológico y según la originalidad de los resultados. No obstante, con el desarrollo de la investigación sanitaria apoyada en las nuevas tecnologías, adquiere más importancia el hecho de que las fuentes de información publicadas estén filtradas o no filtradas. Entendiendo como filtradas aquellas fuentes derivadas de artículos originales que, a través de un análisis secundario, son evaluados y contrastadas por expertos, mientras que las no filtradas, son aquellas publicaciones originales o realizadas por investigadores de un tema determinado que no han sido sometidas a una valoración por expertos. - Recursos web para el uso efectivo de información biomédica: En este apartado se valoran las consideraciones para el uso efectivo de Internet en la práctica asistencial, analizando el acceso a internet, así como los conocimientos y actitudes acerca del manejo del ordenador y la búsqueda de información biomédica en internet por parte de los profesionales sanitarios que parece que su uso no es tan común como suele mencionarse en algunos medios. Además, se lleva a cabo también un analisis sobre la calidad de las páginas WEB de información biosanitara. Más información en www.dicaf.es
Palabras claves:
  • Información científica
  • Fuentes de información
  • Farmacoterapia

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.