Digest

 

La FDA ha recomendado que los pacientes deben contactar inmediatamente con su médico o profesional sanitario y buscar atención médica si toman IBP y presentan una diarrea que no evoluciona, ni mejora en un par de días. La agencia estadounidense, FDA, y Health Canada han informadosobre la relación entre los casos de diarrea grave asociados a la bacteria Clostridium difficile y el uso de inhibidores de la bomba de protones (IBP). La FDA ha notificado que la utilización de medicamentos del grupo de inhibidores de la bomba de protones (IBP), esomeprazol magnesio, esomeprazol sodio, lansoprazol, omeprazol, omeprazol magnésico, omeprazol sodio, rabeprazol sodio y pantoprazol sodio, pueden estar asociados con un aumento del riesgo de diarrea asociada a Clostridium difficile (DACD). El Clostridium difficile (C. difficile) es una bacteria que puede causar diarrea difícil de mejorar. Los síntomas incluyen deposición acuosa, dolor abdominal y fiebre, y los pacientes pueden llegar a tener peores condiciones intestinales. La enfermedad también puede transmitirse en hospitales. Mientras, no ha sido confirmada una relación concreta entre el IBP y el uso DACD, no se ha descartado esta posibilidad en estos momentos. En el etiquetado de los medicamentos con IBP en Canadá se establece el riesgo potencial de un aumento del riesgo de C. difficile. La agencia de Canadá aconseja que los pacientes que estén tomando un IBP y que desa-rrollen una diarrea que no mejora que deben consultar con un profesional de la salud inmediatamente ya que puede ser un caso de diarrea asociada a Clostridium difficile (DACD). Los síntomas incluyen diarrea acuosa severa o con sangre (por lo menos tres deposiciones diarias, durante dos o más días), fiebre, pérdida de apetito, náuseas, y dolor o sensibilidad abdominal. Los pacientes que tomaron un IBP deben hablar con su médico o farmacéutico si tienen preguntas o inquietudes sobre su tratamiento antiácido. Los profesionales sanitarios deben recordar que los IBP deben ser prescritos o recomen-dados en la farmacia, con la dosis más baja y la duración más corta de terapia apropiada según la condición a ser tratada. El diagnóstico de una DACD debe ser considerado en cualquier paciente que tiene factores de riesgo de DACD y que presenta una diarrea persistente o grave. Si bien se van actualizando los textos de las fichas técnicas de los IBP en España y en la Unión Europea, es posible que en alguna de ellas no se destaca la posibilidad de complicaciones diarreicas motivadas por Clostridium difficile. Solo se cita el posible aumento del riesgo de infecciones gastrointestinales, como las producidas por Salmonella y Campylobacter. La recomendación final que se hace desde estas páginas es que se debe tener presente también el riesgo con Clostridium difficile, en todos los tratamientos con los inhibidores de la bomba de protones.
Palabras claves:
  • Diarrea
  • IBP
  • Clostridium difficile

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.