Digest

 

El objetivo del estudio fue revisar críticamente la efectividad de los nuevos anticoagulantes orales (rivaroxaban, dabigatran, ximelagatran* y apixaban) en el tratamiento del tromboembolismo venoso agudo. Se diseñó una revisión sistemática y un metanálisis. Dos investigadores evaluaron los datos independientemente. Se utilizó una comparación indirecta ajustada para comparar los nuevos anticoagulantes. Se incluyeron nueve estudios (16.701 pacientes para evaluar eficacia; 16.611 para evaluar seguridad) aleatorizados controlados de los nuevos anticoagulantes orales comparados con antagonistas de la vitamina K para el tratamiento tromboembolismo venoso (trombosis venosa profunda y/o embolismo pulmonar). - Grupo intervención: pacientes tratados con los nuevos anticoagulantes orales con o sin tratamiento previo con heparina. - Grupo comparador: pacientes tratados con antagonistas de la vitamina K siempre que hubiera tratamiento previo con heparina. La variable principal fue el tromboembolismo venoso recurrente, sangrado, o mortalidad por todas las causas. Los resultados de eficacia y seguridad que se obtuvieron fueron los siguientes: - Tromboembolismo venoso recurrente: No se obtuvieron diferencias significativas en las tasas de eventos entre los nuevos anticoagulantes y el tratamiento convencional. El rivaroxaban redujo el riesgo de sangrado mayor comparado con el tratamiento convencional, a diferencia de dabigatran, ximelagatran y apixaban. - Mortalidad por todas las causas: No se obtuvieron diferencias entre los nuevos anticoagulantes y el tratamiento convencional. - Sangrado mayor: El estudio de comparación indirecta entre rivaroxaban y dabigatran no mostró superioridad sobre los otros fármacos. Como conclusión, el riesgo de tromboembolismo venoso recurrente y mortalidad por todas las causas de los nuevos anticoagulantes orales comparado con los antagonistas de la vitamina K es similar. Sin embargo, rivaroxaban se asoció a una reducción del riesgo de sangrado. Limitaciones: Se agruparon estudios con tromboembolismo venoso profundo y embolismo pulmonar bajo el diagnóstico de tromboembolismo venoso agudo. La mayoría de los ensayos aleatorizados constaban de una fase abierta. Se están llevando a cabo más ensayos clínicos con apixaban. Los pacientes incluídos eran más jóvenes, sanos y estaban más estrechamente monitorizados que la población general con tromboembolismo venoso agudo. *Fue retirado del mercado en 2006 por hepatotoxicidad.
Palabras claves:
  • tromboembolismo venoso
  • dabigatran
  • rivaroxaban
  • apixaban
  • sangrado

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.