Digest

 

Se define disfunción eréctil como la incapacidad de mantener la erección de forma satisfactoria para las relaciones sexuales durante más de tres meses. Las consecuencias de la misma son importantes debido a su elevada prevalencia, los efectos en la calidad de vida y la relación con patologías como la diabetes o algunas enfermedades cardiovasculares. Los inhibidores selectivos de la fosfodiesterasa tipo 5 (PDE5 por sus siglas en inglés) se han convertido en el tratamiento de primera línea en disfunción eréctil por su eficacia y relativa seguridad. Por otra parte, la testosterona es una hormona relacionada fuertemente con el deseo y función sexual a varios niveles. En muchas ocasiones coexisten bajos niveles de testosterona y disfunción eréctil, por lo que algunas sociedades contemplan la suplementación con testosterona. La combinación de testosterona e inhibidores PDE5 se ha vuelto frecuente a pesar de la falta de evidencia para recomendarlo como rutina. En este contexto se realizó un estudio que buscaba determinar el efecto de la suplementación con testosterona frente a placebo en relación a la respuesta de los pacientes con disfunción eréctil en tratamiento con inhibidores PDE5. El estudio fue del tipo ensayo clínico aleatorizado e incluyó paciente de entre 40 y 70 años de edad con disfunción eréctil y bajos niveles de testosterona. Inicialmente se optimizó la dosis de sildenafilo a los 140 participantes y después se randomizó al tratamiento con testosterona gel transdérmico o placebo. Se registraron las puntuaciones en la escala de función eréctil (EFD) al inicio y tras la intervención. La administración de sildenafilo se asoció con mejora relevante de la puntuación EFD. No se observaron diferencias significativas en el grupo con gel de testosterona y placebo. Estos resultados son similares en pacientes obesos, pacientes jóvenes, pacientes con los niveles más bajos de testosterona y pacientes con respuesta inadecuada a la terapia con sildenafilo. No se observaron diferencias de efectos secundarios en los dos grupos. No se estudió si testosterona podía mejorar la función eréctil sin sildenafilo. Los autores concluyen que el tratamiento conjunto de sildenafilo y testosterona no fue superior al de sildenafilo y placebo en la mejora de la función eréctil de pacientes con bajos niveles de testosterona.
Palabras claves:
  • Testosterona
  • sildenafilo
  • disfunción eréctil

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.