Digest

 

Los inhibidores de la recaptación de serotonina son considerados el tratamiento de elección en la depresión, mientras que tramadol es a menudo el tratamiento de primera línea en el dolor moderado y severo, sobretodo en aquellos casos en los que el médico quiere evitar prescribir otros fármacos más potentes en el dolor severo. No obstante, la prescripción de tramadol en un paciente tratado con ISRS puede aumentar el riesgo a desarrollar una interacción fatal llamada síndrome serotoninérgico. La serotonina es un neurotransmisor que se encuentra en muchas partes de nuestro cerebro, participando en múltiples vías, como son la regulación de la temperatura corporal, el apetito, las emociones y el estado de vigilia, además de regular el tono motor y el sistema nociceptor. El síndrome serotoninérgico ocurre en parte debido a la excesiva acción de la serotonina en la sinapsis de las diferentes partes del cerebro. Cuando ocurre este síndrome se manifiesta como alteración del estado mental (agitación, confusión, delirio), hiperactividad del sistema nerviosos autónomo (causando hipertermia, sudoración, taquicardia, rubor), además de anormalidades de tipo neuromuscular (rigidez muscular, temblor y tiritonas). La severidad de esta tríada de síntomas puede ser variable. Los síntomas iniciales acontecen mediante acatisia, temblor y alteración del estado mental, progresando hacía clonías, hipertonicidad muscular e hipertermia. Estos signos y síntomas pueden ser asociados con otras enfermedades médicas o psiquiátricas, no obstante desaparecen si se retira el fármaco, por lo que es imprescindible el correcto diagnóstico del síndrome. Con el objetivo de investigar la naturaleza de la interacción entre los ISRS y el tramadol de cara a mitigar o evitar el síndrome serotoninérgico, se llevó a cabo una búsqueda bibliográfica de los artículos que evaluaban el papel de la farmacogenética en el tramadol, los inhibidores selectivos de recaptación de serotonina, y el síndrome serotoninérgico. Aunque tanto el tramadol como los ISRS causan un aumento en la cantidad de serotonina localizada en el cerebro, la interacción de estos fármacos como tal es más compleja. El tramadol se metaboliza a través de enzimas CYP2D6, enzima que es inhibido por los ISRS. De manera que que los pacientes metabolizadores lentos de CYP2D6 tienen también mayor riesgo a desarrollar un síndrome serotoninérgico, por aumento de la concentración de serotonina cerebral, además de un inadecuado efecto analgésico. El estudio concluye afirmando que se han descrito casos en los que la administración concurrente de tramadol ISRS han causado síndrome serotoninérgico en los pacientes, no obstante la bibliografía al respecto es limitada. Según ellos, se deberían identificar los pacientes metabolizadores lentos de CYP2D6 y evitar esta combinación en ellos. De otra manera, cuando los inhibidores selectivos de recaptación de serotonina y el tramadol deben ser usados en combinación, los autores proponen que el paciente debe ser consciente del posible riesgo a desarrollar este síndrome y a ser conscientes de los signos y síntomas que produce con el fin de diagnosticarlo a tiempo.
Palabras claves:
  • interacción
  • inhibidor selectivo del receptor de serotonina
  • síndrome serotoninérgico
  • SSRI
  • tramadol

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.