Digest

 

El objetivo de este estudio fue determinar la asociación entre el uso de bifosfonatos y el riesgo de cánceres gastrointestinales. Se trata de un estudio de casos y controles anidado en el que se extrajeron datos de dos bases de datos: QResearch y Clinical Practice Research Datalink (CPRD). Estas contenían información sobre 660 (QResearch) y 643 (CPRD) centros de atención primaria, que incluían características demográficas de los pacientes, datos de laboratorio y prescripciones. Se incluyeron pacientes de ≥ 50 años diagnosticados de cáncer gastrointestinal primario entre 1997 y 2011. Los pacientes con enfermedad de Pager fueron excluídos por requerir dosis más altas de bifosfonatos durante periodos largos. Se determinó la odds ratio (OR) para la incidencia de cánceres gastrointestinales (colorectal, esofágico, gástrico) y el uso de bifosfonatos ajustada por el tabaco, etnia, comorbilidades y el uso de otros fármacos. Respecto a los resultados, se detectaron 20.106 y 19.035 casos de cánceres colorectales, 5364 y 5135 casos de cánceres esofágicos, 3155 y 3157 casos de cánceres gástricos en las bases de datos QResearch y CPRD respectivamente. En conjunto, el uso de bifosfonatos (al menos una prescripción) no se asoció con un riesgo de cáncer colorectal, esofágico o gástrico en ninguna de las dos bases de datos. Las OR ajustadas (95% intervalo de confianza) para la QResearch y la CPRD fueron 0.97 (0.79 a 1.18) y 1.18 (0.97 a 1.43) para el cáncer esofágico; 1.12 (0.87 a 1.44) y 0.79 (0.62 a 1.01) para el cáncer gástrico; y 1.03 (0.94 a 1.14) y 1.10 (1.00 a 1.22) para el cáncer colorectal. Otros análisis estadísticos adicionales no mostraron diferencias entre los diferentes tipos de bifosfonatos para el riesgo de cánceres esofágicos y colorectales. En referencia al cáncer gástrico, el uso de alendronato se asoció a un incremento del riesgo (1.47; 1.11 a 1.95 P=0.008) pero solo en los datos procedentes de la base de datos QResearch y sin ninguna asociación basada en la duración. Tampoco se confirmó esta asociación con el análisis de sensibilidad. Los autores concluyeron que, en los datos extraídos de estas bases de datos, la exposición a bifosfonatos no se asoció a un incremento del riesgo de los cánceres gastrointestinales más comunes. La sobreestimación del uso de bifosfonatos podría ser una de las limitaciones del estudio. El análisis se basó en el registro de prescripciones y no en el uso real de los fármacos ya que no se disponía de datos de adherencia.
Palabras claves:
  • bifosfonatos
  • cáncer colorectal
  • cáncer esofágico
  • cáncer gástrico

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.