Digest

 

Los pacientes afectados de degeneración macular asociada a la edad (DMAE) en su forma neovascular tienen una evolución a una pérdida de visión progresiva, a veces grave. Ranibizumab es un inhibidor del factor de crecimiento vascular endotelial (VEGF) que se administra por vía intravítrea que es capaz de frenar de la pérdida de visión en la mayoría de pacientes aunque expone al paciente a efectos adversos graves. Aflibercept fue autorizado por la FDA para el tratamiento de la DMAE y recibió una evaluación del CHMP de la EMA en noviembre de 2012. Según el laboratorio fabricante aflibercept presenta dos ventajas: inyecciones separadas en el tiempo, lo que supone una ventaja respecto a ranibizumab. Se evaluó el fármaco con dos ensayos pivotales de no-inferioridad, aleatorizados, doble ciego, que incluyeron un total de 2.457 pacientes. Se compararon 0,5 mg de aflibercept administrados cada 4 semanas vs 2 mg de aflibercept cada 8 semanas vs 0,5 mg de ranibizumab cada 4 semanas. Más del 90% de pacientes no tuvieron pérdida de visión en la semana 52 en cada uno de los grupos. A partir del segundo año de tratamiento aflibercept y ranibizumab fueron administrados según necesidad del paciente, y la agudeza visual se mantuvo en todos los grupos. El tipo y frecuencia de efectos adversos oculares y sistémicos de aflibercept fueron similares a los de ranibizumab. Se comunicaron un 3% de eventos tromboembólicos arteriales en aproximadamente un 3% de pacientes después de 2 años de tratamiento con aflibercept o ranibizumab. Durante los 2 años de tratamiento los pacientes con aflibercept recibieron 5 inyecciones menos de promedio que los pacientes con ranibizumab. No obstante en los ensayos se administró ranibizumab sistemáticamente todos los meses durante el tratamiento. Esto no coincide con lo indicado en ficha técnica. En un estudio que se hizo con ranibizumab, donde se administró según necesidad del paciente, con una mediana de 7 inyecciones en un año, fue igual de eficaz que 12 inyecciones. Por lo tanto se considera que no queda demostrado que con ranibizumab se disminuyan el número de inyecciones en comparación a ranibizumab. Se concluye que ranibizumab no ofrece ninguna ventaja clínica demostrada según los 3 criterios utilizados como definición de progreso terapéutico (eficacia, seguridad y comodidad/sentido práctico) y es mejor continuar utilizando ranibizumab.
Palabras claves:
  • ranibizumab
  • aflibercept
  • DMAE

Nuestro objetivo es ofrecer a los profesionales de la salud una actualización constante sobre la información científica basada en la evidencia necesaria en su actividad profesional. 

Cada semana, a través de nuestro News Letter, estará informado sobre los nuevos artículos-resúmen que se incorporarán a la Base de datos.